6 de marzo de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

5 DE JUNIO, DÍA DEL MEDIO AMBIENTE SEGÚN LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

COMISIÓN JUSTICIA Y PAZ.  http://mcs.obispadodecadizyceuta.org

INICIO.

DibujoEl tema de la ecología, empieza a preocupar a las organizaciones internacionales y a los gobiernos a partir de los años setenta. Hasta entonces, las denuncias que minoritariamente habían realizado pequeños grupos ecologistas, jamás se las había tenido en consideración. También desde los inicios de estas denuncias sobre el deterioro medioambiental, se  advirtió de que existía una fuerte vinculación entre los factores de pobreza y la agresión al  medio ambiente.

La Iglesia  consciente de esta situación se hace eco del problema. En efecto la cuestión ecológica no es solo una cuestión científica, filosófica, política o estética. Es por encima de todo una cuestión moral, que a los cristianos no solo nos debe «pre-ocupar» sino que también, y sobre todo, nos debe «ocupar» desde una respuesta de fe.

Los seres humanos con nuestra forma de vivir, de consumir, de actuar vamos dejando una «huella ecológica». Esta forma de vivir principalmente del primer mundo, ha sido totalmente irresponsable y devastadoras con el medioambiente y sus recursos. Como creyentes en un Dios creador y miembros de la familia humana, la Iglesia nos pide un cambio de mentalidad y de estilo de vida. Una verdadera conversión ecológica.

Esta conversión implica una nueva manera de vivir  más respetuosa con los recursos naturales y  realizando un consumo más austero que se traduzca en una mayor responsabilidad y solidaridad con la tierra, nuestra casa, y con nuestros hermanos más pobres, no solo en clave de empatía sino de forma efectiva y material.

Los desequilibrios ecológicos inciden directamente en la pobreza y los conflictos armados. Cualquier cristiano, por su fe en un Dios creador, y por ser hermano de los hombres y mujeres que habitan esta tierra, debe afrontar como  mandato divino y tarea ineludible esta misión. No es solo que afecte al medio ambiente y a las personas, sino  que desde los ojos de la fe, el creyente también es responsable de que la creación evoluciones hacia su plenitud en Cristo Jesús.

Los textos que siguen a continuación de la D.S.I. nos iluminan sobre todo esto.

«La sociedad actual no hallará una solución al problema ecológico si no revisa seriamente su estilo de vida. En muchas partes del mundo esta misma sociedad se inclina al hedonismo y al consumismo, pero permanece indiferente a los daños que éstos causan.». (Juan Pablo II. Mensaje Jornada Mundial por la Paz 1.990.)

«El peligro de daños graves a la tierra y al mar, al clima, a la flora y a la fauna, exige un cambio profundo en el estilo de vida típico de la moderna sociedad de consumo, particularmente en los países más ricos» (Juan Pablo II. Jornada Mundial por la Paz 1999.)

«Servir al Evangelio de la esperanza quiere decir empeñarse de un modo nuevo en un correcto uso de los bienes de la tierra, llamando la atención para que, además de tutelar los ambientes naturales, se defienda la calidad de la vida de las personas y se prepare a las generaciones futuras  un entorno más conforme con el proyecto del Creador. (Nº 89.Eclesia en Europa)

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura