21 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

CÁDIZ SE VISTE DE TOMILLO Y ROMERO PARA HONRAR AL SANTÍSIMO

GEMA FREIRE.  www.andaluciainformación.es

INICIO.

  • El obispo basó la homilía en la crisis de valores y en el poco respecto a la dignidad.
  • El Altísimo salió sobre las 11.45 horas a los sones de la marcha ‘Triunfal’, de José Blanco.

DibujoCádiz recibió la mañana del Corpus Christi con escaso público en la calle. Afortunadamente, las nubes que entoldaban el cielo venían desprovistas de agua y la temperatura acompañó durante todo el día, tanto para aquéllos que decidieron acudir a la cita con Jesús Sacramentado como para quienes prefirieron ir a la playa.
El olor a romero y tomillo inundaba las calles de la Carrera del Corpus desde la tarde anterior. Todo estaba listo para el gran día, mientras que la Catedral abrió sus puestas para recibir a los fieles.

A las 10.00 horas, tal y como estaba previsto, empezó la Eucaristía en el primer templo de la Diócesis. La misa estuvo oficiada por el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, y amenizada musicalmente por el coro Virelay que hace unos meses se erigió como conjunto oficial del templo por nombramiento del cabildo catedralicio.

Ceballos Atienza recordó durante la homilía sus consideraciones plasmadas en la última carta pastoral con motivo de la jornada del Corpus Christi y Día de la Caridad.

Monseñor insistió en que la sociedad no sólo se encuentra en una crisis económica, sino también de valores, “que es todavía más peligrosa, y la más urgente de curar, porque de lo contrario la crisis ética cerrará en falso”. En este sentido, destacó la “transparencia” y “responsabilidad” como los valores a seguir y afirmó que el fraude que ha entrado más de lleno en la sociedad es la dignidad del propio ser humano.

Finalizada la Eucaristía, la comitiva empezó a formar. Los más de 300 niños vestidos de Primera Comunión aguardaban en la calle Compañía. Aunque en un principio se avisó de que el cortejo se pondría en pie dentro de la Santa Iglesia Catedral, lo cierto es que algunas hermandades siguieron formando en el seminario, por lo que de ahí tuvieron que marchar al templo para acoplarse.

A las 11.15 horas, con 15 minutos de retraso, empezaba a salir la comitiva. La Cruz Alzada que hace las veces de Cruz de Guía en la Hermandad de la Piedad fue la pieza que abrió el cortejo.

Patrona
Las hermandades se fueron colocando en orden de antigüedad, a excepción de las que ostentan el título de Sacramental. En ese caso, éstas van más cerca de la custodia.

Sobre las 11.30 horas, salía de la Catedral la Patrona de Cádiz, la Virgen del Rosario, que fue trasladada hasta el templo en la tarde del pasado sábado. La Señora estuvo acompañada musicalmente por la Banda de Música Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real. Llamó la atención que la Virgen salió sin la Marcha Real, dedicándole desde sus primeros metros de recorrido la obra que en su día compusiera Braulio Uralde titulada, ‘El Corpus’, e inmediatamente después se escuchó la obra ‘Fe, Esperanza y Caridad’, de Eduardo López Juarranz.

El paso de la Patrona estaba exornada por gladiolos y anturios de color rosa. Conforme avanzaba por la rampa de la Catedral y descendía hasta poner pie en la Plaza de Pío XII la Señora se acercaba al Señor del Milagro, Titular de la Sagrada Cena, que protagonizaba el primero de los altares de la Carrera del Corpus.

La Hermandad de la Cena utilizó para la ocasión el paso de Jesús Despojado, que le fue cedido por ésta cofradía. En las cuatro esquinas de las andas, las imágenes de los ángeles que la Sagrada Cena lleva en su paso en Semana Santa. El Señor del Milagro se erigía sobre un monte de claveles blancos, portando túnica bordada.

custodia
El Santísimo salió sobre las 11.45 horas de la Catedral. Las campanas repicaban insistentemente para anunciar la llegada de Jesús Sacramentado y, por qué no, para demostrar a los gaditanos cómo suenan tras su restauración.

La extraordinaria Custodia de Cádiz, la más alta de España, iba adornada con rosas blancas y motivos eucarísticos. Al Santísimo le acompañó la Banda de Música Gailín de Puerto Serrano, que interpretó en la calle Santiago magistralmente la marcha ‘¡Ha Muerto!’, de Eduardo López Juarranz, encontrada en el Archivo Histórico de Cádiz y dedicada las tres virtudes teologales.

El punto negativo lo pusieron unas señoras al paso de la comitiva por la Plaza de San Juan de Dios. Una vez que la alcaldesa de la ciudad se encontró a su altura le empezaron a aplaudir. Martínez les esbozó abochornada una leve sonrisa. No era el sitio.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura