23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

CARTA CON MOTIVO DE LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA VIDA NACIENTE

OBISPADO DE CÁDIZ Y CEUTA

INICIO

Mis queridos diocesanos:

El Papa Benedicto XVI convoca a toda la Iglesia universal a celebrar una VIGILIA DE ORACIÓN POR LA VIDA NACIENTE el próximo sábado, día 27 de noviembre. Por ello, en comunión con el Santo Padre, como obispo y pastor de esta Iglesia diocesana de Cádiz y Ceuta, os invito a todos los fieles (sacerdotes, diáconos, religiosos/as, consagrados/as, laicos) y a todas las familias católicas a participar en la celebración –que presidiré– en la S. A. I. Catedral de Cádiz, a las 21 horas, en el día indicado, o bien en aquellos otros arciprestazgos de la Diócesis, donde se celebre esta Vigilia.

La vida humana es un don de Dios; es el don supremo que toda persona ha recibido del Creador. El hombre está, también, llamado a una plenitud de vida que trasciende su existencia terrenal. Por ello, es misión de la Iglesia y – por ende, de todos los creyentes en Cristo– defender y promover el derecho a la vida.

Los actuales cambios en la concepción del hombre y de la vida, fruto de una sociedad secularizada y sin referencias al Creador, y las nuevas perspectivas abiertas por el progreso científico y tecnológico, no siempre aplicados en beneficio de la vida y del bien de la persona humana, contribuyen a que surjan nuevas formas de agresión contra la dignidad de la vida humana y a la consolidación de una nueva forma cultural, que el recordado Papa Juan Pablo II calificó como cultura de la muerte y, por ello, proclamó el derecho a la vida en todos los estadios o fases de la vida humana, desde su concepción hasta la muerte natural, en su encíclica Evangelium vitae, de 25 de marzo de 1995.

Os invito a todos vosotros, mis queridos diocesanos, para que unidos en la oración, con la confianza de que todo lo que pidamos a Dios en nombre de nuestro Señor Jesucristo nos será concedido (Cfr. Mt 7, 7-11; Jn 14, 13; 16, 24), elevemos al Todopoderoso nuestra plegaria para que el derecho a la vida, ley santa de Dios recogida en el quinto precepto del Decálogo (Dt 5, 6- 21) y en el art. 3 de los Derechos Humanos (1948), sea respetada y defendida por todos los hombres, contribuyendo así a afianzar la cultura de la vida.

Con el deseo de poderme encontrar con todos vosotros en el día indicado, recibid mi fraternal afecto y bendición.

+ Antonio Ceballos Atienza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura