Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

CARTA PASTORAL PARA EL JUEVES SANTO: DÍA DEL AMOR FRATERNO

VICARÍA DE PASTORAL.  www.obispadodecadizyceuta.org

INICIO.

Mis queridos diocesanos:

7286Como todos los años, también este me dirijo a vosotros en el Día del Amor Fraterno. Para nosotros, los cristianos, el Jueves Santo es el día que recuerda a todos y celebra el gran mandamiento del amor, a ejemplo de Jesús, que se entregó a la muerte por todos los hombres: “Este es mi mandamiento, que os améis unos a otros, como yo os he amado” (cf. Jn 13). Para nosotros, el Jueves Santo es el día que nos hace pensar y sentir lo lejos que, a veces, estamos de lo que creemos.

En el Día del Amor Fraterno no sólo se pide colaboración económica. Se pide, fundamentalmente, que pensemos que hay alguien cerca de nosotros que tiene problemas. Que lo pensemos, que pongamos atención y nos preocupemos. Sobre todo, que nos compadezcamos y tengamos entrañas de misericordia y amor, y así no pasemos de largo ante las necesidades del otro.

Abundan las pruebas de que somos generosos con los necesitados que salen a nuestro paso. Cuando nos piden, damos. No es poco. Pero no es frecuente que salgamos a buscar a quien está cerca de nosotros y está sufriendo. Remediar una necesidad, como es debido, es prueba de amor, pero salir a buscar a quien remediar es el colmo del amor. Esto es más raro. No abunda tanto. Para que abunde tendríamos que cambiar mucho más.

Vivimos unos tiempos en los que estamos muy alejados los unos de los otros. Cada uno vive su soledad. Nos acercamos en el mejor de los casos a quien, en su necesidad, nos pide o reclama algo. Os invito, pues, a estar muy atentos a quienes lo pasan mal y no vienen a nosotros.

El Jueves Santo, por consiguiente, nos llama ante todo a salir de nosotros mismos, y al menos enterarnos de cuantas miserias y humillaciones sufren muchos hermanos nuestros, tratar de comprenderlos, acercarnos a ellos y compartir de algún modo sus sufrimientos. Desde ahí ha de arrancar cualquier acción de justicia y caridad.

Dios no se mantuvo lejano e indiferente al sufrimiento de los hombres. En su Hijo Jesucristo se acercó a los hombres, penetró profundamente en sus sufrimientos y los compartió. De ahí nació la reconciliación y la salvación. Esto es lo que celebramos. Ahí se sustenta y vive lo que llamamos caridad y amor fraterno.

Agradezco a todos la colaboración económica que estáis realizando con Cáritas Diocesana para remediar algunas necesidades de las Cáritas Parroquiales, con el fin de ayudar a los que están sufriendo las consecuencias de la crisis económica y del paro. Os lo pedí en mi Carta Pastoral “Cuaresma, camino de amor y compromiso cristiano”, y es muy significativo el que muchos hayáis tomado esta acción como limosna penitencial de Cuaresma.

Por último, recordaros que la colecta del Jueves Santo, como ya es tradicional, está dedicada al Fondo Diocesano de Solidaridad que subvenciona varios proyectos que Cáritas está llevando a cabo en distintos lugares de la Diócesis.

Reza por vosotros, os quiere y bendice,

+ Antonio Ceballos Atienza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Cádiz, 27 de marzo de 2009.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura