23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

CASA FRAGELA ABRE SUS PUERTAS ESTE MES

Mabel Caballero. CÁDIZ. www.lavozdigital.es

INICIO

El nuevo geriátrico concertado de La Casa de Viudas podrá empezar a acoger a los primeros residentes este mismo mes si el Ejecutivo autonómico da el visto bueno a los últimos pasos burocráticos. Ayer se inauguró el edificio, con la presencia del presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el obispo, Antonio Ceballos, además del presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña, y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez.012d4ca-cad-p1_1

La Junta de Andalucía y la Fundación Fragela han financiado al 50% el coste de estas obras de rehabilitación, que han supuesto una inversión de más de tres millones de euros, según recordó el propio Chaves.

En el capítulo de agradecimientos, el presidente de la Fundación Fragela, José Luis Salido, no quiso olvidarse de nadie. En primer lugar, de Dora Reyes, «que seguro desde el cielo nos está viendo y estará feliz de ver cumplida una de sus ilusiones», pero también de Fermín del Moral, consejero delegado de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) y «el gran artífice de esta rehabilitación», según Salido.

Aludió también al trabajo de Juan Jiménez Mata, el arquitecto de la obra; y al de la empresa que ejecutó los trabajos, Procondal. Y cómo no, al préstamo hipotecario «que tendremos que estar pagando durante los próximos 25 años, porque no teníamos un duro».

En su alocución, Manuel Chaves recordó que con la rehabilitación de este edificio se cumple un doble objetivo: dar servicio a cerca de 100 personas (entre residentes y usuarios del centro de día) y recuperar un edificio histórico de la ciudad, el que hiciera levantar Juan Clat ‘Fragela’, el comerciante de Damasco que decidió donar parte de su fortuna a proteger a los menos favorecidos.

A la inauguración, que incluyó el tradicional acto de correr la cortinilla para descubrir la placa conmemorativa, asistieron decenas de personas. Muchos cargos políticos, pero también representantes de todas las asociaciones de vecinos. Y entre todos ellos una mujer que fue una de las tres últimas inquilinas en salir de la antigua Casa de Viudas. Josefa Fernández Moreno, ahora realojada en una finca de la calle Santo Domingo, recuerda que las goteras eran la canción de cada día en el edificio. Vivió allí cinco años, en un partidito «con mi cocinita». Se mostraba asombrada del resultado de la rehabilitación pero dice que prefiere tener su casa, mientras pueda valerse por sí misma.

No será el caso de la mayor parte de los residentes de la Casa Fragela, ya que según la nueva Ley tendrán preferencia las personas con una menor autonomía. «Al comedor bajarán unos 20 o 30 y el resto estarán encamados», explicó Salido, quien agregó que a pesar de que todavía no se ha abierto el plazo de selección de residentes, «cada día vienen muchas personas a preguntar». De la rehabilitación, se queda con un lugar para él especial: la capilla, «que apenas se ha tocado». Pero también alaba el trabajo que se ha hecho en el resto del edificio. «El consultorio, por ejemplo, ha quedado muy bien».

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura