Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Convivencia de Postcomunión en San Fernando

PRENSA-OBISPADO

Jefe de Prensa: Alejandro Moreno-956807018-Ext.8

gabineteprensa@obispadocadiz.org

www.obispadodecadizyceuta.org

INICIO

El pasado 22 de noviembre, fue un día radiante para los 125 niños y niñas de catequesis de postcomunión de las Parroquias de la Divina Pastora, de San Pedro y San Pablo, de Santo Cristo y del Buen Pastor, de San Fernando. Para llevar a cabo esta convivencia, se ha contado con 50 monitores, entre catequistas y personal de apoyo, coordinados por el sacerdote isleño, Pedro Gordillo ss.cc., vicario parroquial del Buen Pastor.

La jornada comenzó con una reflexión por grupos pequeños (de unos 20 niños) sobre la búsqueda de Dios,  ayudados por el cuento del sabio que va en busca de la divinidad a la cima de una montaña. Por el camino, se va encontrando personas necesitadas y él hace caso omiso debido a estar intensamente ocupado en esa búsqueda. La reflexión terminó, con la parábola del buen samaritano, una explicación de este texto evangélico, un pequeño debate y la aplicación a la vida de los chavales.

Tras el tiempo de reflexión, llegó el momento de irse a jugar. Para ello, los monitores prepararon una Olimpiada, en las instalaciones del al CEIP Erytheia, sin cuya generosidad hubiera sido imposible concentrar a tantos chicos para llevar a cabo esta actividad lúdica. Se realizaron a lo largo de la mañana ocho pruebas, muy divertidas y animadas. Por ejemplo, baloncesto con una pelota llena de harina, circuito de carreras con un plato de nata en la boca, fútbol por parejas atados, el juego de los jinetes y los caballos, etc.

Después de los juegos, tuvo lugar la comida y un breve respiro, que permitió reponer fuerzas para jugar en grupo grande (unas 150 personas): al pañuelito, al dragón y un pequeño juego de mímica. Finalmente, se llevó a cabo una entrega de premios muy original, en la que se otorgó, a modo de medalla olímpica, un chupete de caramelo a los galardonados.

Culminó el día, con una eucaristía festiva en la iglesia parroquial del Buen Pastor, a la que se unieron 60 padres de los chavales de postcomunión. El P. Pedro Gordillo hizo hincapié en su homilía en la necesidad de  comprometerse para ser un poco mejor personas cada día y a buscar a Dios en medio de los que nos rodean. Algunos padres se atrevieron incluso a elevar sus peticiones y a dar gracias a Dios de manera espontánea.

En la evaluación posterior, los animadores resaltaron el buen ambiente reinante y la buena participación de niños y monitores en los diferentes juegos. Todos tuvieron la oportunidad de sentirse más unidos con los miembros de otras parroquias, ensanchando así la mirada hacia un horizonte más universal y sentirse en la misma barca eclesial.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura