23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Crónica de la Vigilia de Pentecostés en Cádiz

ENREDADIOS

INICIO

Un momento de la Vigilia

¡Sí! Vino y nos encontró en la Iglesia de Santiago, suplicándole que viniera en nuestra ayuda. Vino el Espíritu aleteando entre canción y canción de Brotes de Olivo. Vino con una Palabra contundente: “El que tenga sed, que venga a Mí y beba”, y los jóvenes tenemos sed, sed de Verdad, sed de Justicia, sed de Amor, sed de SENTIDO…
La Palabra de Jesús, susurrada e inspirada por el Espíritu en aquella noche del 22 de Mayo, nos mostró el camino y nos llenó de la energía y del entusiasmo del Espíritu, con todos sus regalos.

La Iglesia estuvo llena, Brotes de Olivo nos ayudó mucho a entrar en el clima de oración y súplica. Aún resuenan en nuestros oídos y en nuestro corazón: “Señor, envíanos tu Espíritu…”, y el Aleluya de la tierra, y Renacer en libertad, Noche Blanca, Envíanos tu soplo de Padre, Tú mi Refugio, ¿Cómo te podré pagar?, Envíame, El líder de la Vida…Fueron sus canciones y su testimonio de sencillez y de evangelio los que alentaron nuestra Vigilia. Verles hablar de Dios, de sus vidas, de sus proyectos, de sus familias…escuchar a Rosi, con una sencillez cautivadora, fueron, sin duda regalos del Espíritu.

Nuestro obispo, Don Antonio nos acompañó y también nos alentó con sus palabras y con sus gestos de oración y sencillez.

Y ahora, nos queda SEGUIR CAMINANDO, con la mirada en el Camino de Santiago y en la JMJ. Queda mucho camino, quedan muchas “caminatas”. Mientras tanto, alimentemos nuestra vida y nuestra fe con el regalo del Espíritu que más hemos de cuidar y cultivar: la COMUNIÓN.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura