23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

EL ARCIPRESTE LLAMA A INVOCAR A LA VIRGEN ANTE LOS COMPLICADOS MOMENTOS QUE VIVE LA LÍNEA

S. FERNÁNDEZ / EUROPA SUR

INICIO

Juan Valenzuela alude al paro, a la situación del Ayuntamiento y a la división de la clase política

El santuario de la Inmaculada se llenó en la mañana de ayer de fieles para asistir a la eucaristía en honor a la patrona de La Línea. La mañana amaneció radiante y en el templo no cabía un alfiler. Muchos cristianos no quisieron perderse esta importante cita.

El arcipreste de La Línea y párroco de la iglesia, Juan Valenzuela, presidió la misa, que fue concelebrada con el resto de los sacerdotes del municipio.

Miembros de las hermandades y cofradías de La Línea acudieron al acto, así como una nutrida representación del Ayuntamiento encabezada por el alcalde, Alejandro Sánchez, y varios de sus concejales, así como miembros de otros partidos con representación municipal, en concreto del PSOE y de UPL.

Juan Valenzuela aludió en su homilía a los complicados momentos que atraviesa La Línea de la Concepción, de los que recordó que no está exenta el resto de España.

El arcipreste aseguró que la terrible crisis que afecta al país tiene su eco en la ciudad «con un número escalofriante de parados, más de 10.000, dificultades en el Ayuntamiento para pagar las nóminas de los trabajadores, Cáritas desbordada por las peticiones de ayuda de numerosas familias y la profunda división de los políticos a la hora de gestionar la cosa pública».

En este punto, el arcipreste afirmó que todo ello ha supuesto un deterioro en el tejido social «y una gran desilusión y desencanto entre la población. No hay alegría ni esperanza entre nuestros paisanos y se nota en las calles y en las caras».

Por ello, Valenzuela defendió que ante este panorama lo que se debe hacer es aceptar la situación «pero no vivir sólo lamentándonos sino trabajar por superarlo, cada uno desde su propia situación. Como cristianos, lo que debemos hacer es acudir a rezar y pedir ayuda «.

Valenzuela pidió a los cristianos que acudan a María a rezar y a invocarla. «San Bernardo decía de María que hay que invocarla en los peligros, en las angustias y en las incertidumbres. María ocupa un puesto importantísimo en la vida del cristiano y si nos entregamos a ella nos enseñará el camino. Visitémosla en su santuario y fomentemos el amor y la devoción a la Inmaculada. Pongamos el nombre de María a nuestras hijas».

En la primera parte de su homilía, Juan Valenzuela aludió a la figura de María y al patronazgo de la Inmaculada. «Madre y patrona de España también lo es de La Línea de la Concepción, cuyo nombre lleva con orgullo este pueblo casi desde su fundación», dijo.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura