23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

El Obispado de Cádiz ingresó en 2008 más de 5 millones de euros por donativos

DIARIO BAHÍA DE CÁDIZ

INICIO

misaiglesia09_detalleEl Obispado de la Diócesis de Cádiz y Ceuta ha hecho pública su cuenta de resultados del ejercicio 2008, en la que se destaca que ha crecido la aportación voluntaria de los fieles, en un 8% con respecto a 2007. En este concepto se incluyen todas las colectas realizadas en las parroquias para fines propios y para otros fines como Manos Unidas, Misiones, Cáritas; donativos generales y para fines específicos; ingresos por Archivos y Servicios Parroquiales, etc. Solo el apartado de cuotas fijas resulta un porcentaje negativo del 0,23% respecto al ejercicio anterior, un dato que se relaciona con la crisis económica.

En cifras, el Obispado computa como ingresos ordinarios en 2008 unos 9,3 millones de euros; y en el otro lado de la balanza, dice haber gastado el pasado ejercicio algo más de 8 millones, según la información remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Teniendo en cuenta que las cuatro fuentes de financiación de la Iglesia -aportación directa de los fieles (5,1 millones en la Diócesis gaditana en 2008), asignación tributaria (1,6 millones), rendimientos del patrimonio eclesiástico (1,5 millones) y otras fuentes de de financiación, que no se concretan (más de 1 millón)- la aportación directa de los fieles es la más importante (supone un 50% de los ingresos de la Iglesia española, superando la Diócesis de Cádiz y Ceuta la media nacional con un 54%).

Entre las modalidades de aportación de los fieles, la ‘Suscripción Periódica’ es “la más deseable, ya que nos permite afinar más en nuestros presupuestos al conocer con que cantidades más o menos fijas podemos contar”, apuntan desde la Diócesis de Cádiz, que por otro lado, muestra su preocupación en cuanto a la autofinanciación, “máxime, cuando estos resultados se refieren al ejercicio de 2008, que económicamente ha sido un año mejor que el presente 2009 y previsiblemente mejor que el 2010”.

“Es positivo el incremento de las aportaciones puntuales como colectas, donativos, etc., pero hay que procurar, no solo mantener, sino incrementar las aportaciones directas de los fieles mediante las suscripciones periódicas que es lo que nos podrá dar cierta seguridad de presupuestar y cumplir los objetivos y todo ello con las otras fuentes de financiación”, añaden desde la Diócesis.

En el capítulo de gastos, en 2008, el Obispado de Cádiz y Ceuta invirtió 2,7 millones en conservación de edificios y su mantenimiento; cerca de 2,5 millones en acciones pastorales y asistenciales; alrededor de 1,8 millones en los sueldos del clero; casi 1,1 millones en las retribuciones seglares; y 180.000 euros en aportaciones a centros de formación.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS CATÓLICOS

Con motivo de la campaña del ‘Día de la Iglesia Diocesana’ que se celebra el próximo domingo día 15 de noviembre, bajo el lema ‘Somos parte de una Iglesia que acompaña y ayuda’, el Obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos, ha querido resaltar en su Carta Pastoral la importancia de esta celebración como uno de los pilares sobre los que se sustenta la Iglesia Diocesana.

El Obispo asegura que en estos momentos de profunda crisis económica, el acompañamiento y la ayuda de la Iglesia son de gran esperanza para una sociedad dolorida: “Los católicos tenemos que ser personas dispuestas a escuchar, a acompañar y a ayudar como expresión de nuestro compromiso creyente”.

Asimismo, Ceballos afirma que para quienes acuden a la Iglesia buscando ayuda puedan encontrar en ella una respuesta satisfactoria, es necesario que dispongan de los medios adecuados. “La colaboración de los católicos y de los que valoran su labor es indispensable. En estas circunstancias es, más que nunca, expresión de vuestro compromiso eclesial. Todos tenemos que participar en la Iglesia y colaborar económicamente en su sostenimiento. Todos somos necesarios”.

En este Día de la Iglesia Diocesana se recuerda a los católicos su “responsabilidad” de participar en las acciones pastorales, tanto litúrgicas como catequéticas y caritativas, y colaborar, también, en el sostenimiento económico.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura