21 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

EL OBISPO DE CÁDIZ Y CEUTA LLAMA A LOS CATÓLICOS AL AUXILIO DE PARADOS E INMIGRANTES EN SU NUEVA CARTA PASTORAL PARA LA CUARESMA 2009

LA VOZ DE CÁDIZ .    www.lavozdigital.es

INICIO.

Antonio Ceballos Atienza anuncia que todos los religiosos de la provincia donarán el 10% de su salario a Cáritas.

010d4ca-cad-p2_1El obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, ha convertido la crisis económica y sus duras consencuencias en forma de paro y exclusión, en el centro de su nueva carta pastoral, en la que invita a todos los católicos a vivir profundamente la Cuaresma que comenzó el pasado miércoles de ceniza.

El máximo representante de la Iglesia Católica en la provincia de Cádiz dedica la segunda parte de su carta a una Reflexión cristiana ante la crisis. En este apartado, Ceballos Atienza resalta «el clamor de las personas que sufren las consecuencias de crisis económica que ha llegado hasta nosotros» y recuerda que todos los cristianos deben preguntarse «qué debemos hacer».

El diezmo, a Cáritas

La pastoral incluye una petición a los feligreses para que «revisen su vida personal» y «sus descontroles: egoísmo, avaricia, codicia, deseos de aparentar y poseer…» para, a partir de ahí, poder ayudar a los que peor lo están pasando. En ese grupo de desfavorecidos sitúa a «las familias sin trabajo, los jóvenes sin empleo ni esperanza» o a «los barrios marginales que carecen de casi todo lo necesario». También hace un llamamiento a la atención «a las familias emigrantes».

El obispo hace constantes llamamientos a fomentar la ayuda económica a los más afectados por la recesión: «Consumir menos para que otros puedan consumir». Como ejemplo en primera persona, anuncia que todos los religiosos de la provincia entregarán el diez por ciento de su salario, un diezmo, a Cárita Diocesana para que pueda mantener sus sistemas de ayuda básica a los más desfavorecidos. La pastoral también incluye un mensaje para los empresarios: «Recortar las ganancias económicas en favor de mantener los puestos de trabajo, evitando los despidos. Es el momento de una justa negociación». Su petición de sobriedad alcanza, incluso, a los ritos sacramentales. Solicita que la liturgia sea igual de sobria que las fiestas que suelen acompañarlos posteriormente.

La situación económica marca, por tanto, el mensaje cuaresmal de forma absoluta.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura