Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

El obispo de Cádiz y Ceuta nombra dos nuevos canónigos para el Cabildo de la Catedral

Fernando M. Caracena / El Faro de Ceuta

INICIO

Francisco Jesús Fernández, párroco de San Juan de Dios, y Miguel Tenorio, de la Iglesia de San José, tomaron el cargo ayer en la misa oficiada a las 13.00 horas por monseñor Antonio Ceballos.

El Obispado de Cádiz y Ceuta ha nombrados dos nuevos canónigos que pasarán a formar parte del Cabildo de la Catedral. Los dos sacerdotes que recibieron las nuevas atribuciones fueron el párraco de la Iglesia de San Juan de Dios, Francisco Jesús Fernández, y el presbítero de San José, Miguel Tenorio.
La toma de posesión se produjo ayer en la Santa Iglesia Catedral a las 13.00 horas en una misa oficiada por el obispo de Cádiz, Antonio Ceballos, que conminó a los dos nuevos canónigos “a crecer en el amor y en el servicio” y “a continuar siendo unos magníficos colaboradores.
La ceremonia, simplificada desde el Concilio Vaticano II, consistió en la procesión de fe y el juramento de fidelidad que ambos sacerdotes recitaron al unísono. Como símbolo de la toma del cargo, los presbíteros se sentaron en el coro catedralicio e hicieron sonar una campana con lo que ya pasaban a formar parte del Cabildo de la Catedral.
Dentro de las designaciones de un cabildo, que es un puesto de responsabilidad donde un sacerdote asume algunas atribuciones delegadas por el obispo y puede oficiar en su sede, Fernández asumió el cargo de canónigo secretario de la Santa Igledia Catedral y Tenorio el de canónigo vicepenitenciario.
Tenorio explicó las atribuciones de éste último cargo: “Ahora tengo potestad para confesar en la parroquia del obispo y la capacidad de dispensar los pecados de asesinato, aborto y apostasía”. Por su parte las nuevas responabilidades del secretario consisten en la custodia y guardia de los documentos eclesiásticos y el levantamiento de acta de todas las celebraciones que se produzcan en la Catedral.
“El oficio de la canonigía ha perdido algo de valor histórico”- comentó Fernández- “ya que antes se accedía a él mediante una oposición. Desde el Concilio Vaticano II es el obispo el que delega sus atribuciones directamente a un sacerdote. Aún así es una muestra de confianza muy fuerte y espero hacerlo lo mejor posible”. El nuevo canónigo tiene sólo 30 años y denegó en principio el nombramiento que le había designado el obispo: “Cuando me lo comentó en principio dije que no quería por no desatender la Parroquia de Villajovita y los trabajos de capellán en el Colegio Santa María Micaela y del viceconsiliario  en los Movimientos de Cursillos de Cristiandad, que eran además nombramientos recientes. Pero después acepté por obediencia y ha sido un motivo de alegría”.
Tenorio por su parte acudió a una cita de Santa Teresa de Jesús para restar mérito al nuevo cargo: “Santa Teresa decía de un sacerdote que era una pena que quería ser santo y se quedó en canónigo. Es una nueva responsabilidad y una satisfacción pero un cargo normal y corriente con el que intentaré por supuesto cumplir y trabajar en las nuevas atribuciones”.

La ciudad cuenta ya con ocho nombramientos

El Obispo de Cádiz tiene designado un total de ocho canónigos en la Santa Iglesia Catedral de Ceuta. Siete de los sacerdotes son párrocos en la ciudad al que se le suma Pedro Durán Durán, destinado ahora a la Archidiócesis de Tánger pero que sigue vinculado a Ceuta conservando el cargo de canónigo. Los ochos presbíteros conforman el cabildo catedralicio. Algunas iglesias no son regidas por un sacerdote individual, sino por un colegio o cabildo: son las catedrales y las colegiatas. Entre las funciones de los cabildos está la recitación del oficio público de la Iglesia. Actualmente, el nombramiento de canónigos corresponde al Vaticano, que suele delegar esa función en cabildos y obispos.

Ceballos oficia el retiro de Adviento como preparación para la Navidad

La Santa Iglesia Catedral acogió ayer a las 10.30 horasel retiro de Adviento que dirigió el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos, que estuvo abierto a todos los fieles que quisieron participar, aunque el retiro estuvo fundamentalmente dirigido a los sacerdotes como preparación a las próximas fiestas de conmemoración del nacimiento de Cristo.
El contenido trató la fidelidad al ministerio sacerdotal en el que se trató el debilitamiento de la fe “y el sentimiento de religación a Dios”.
El obispo hizo un repaso por el mensaje dejado por la Teología sobre la fidelidad da Cristo y habló de las deficiencias que puede tener un sacerdote en su ejercicio y las características de la fidelidad evangélica.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura