21 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

EL OBISPO DE LA DIÓCESIS DE CÁDIZ BENDIJO AYER LAS INSTALACIONES DE LA NUEVA ESCUELA SAN MARTÍN

BEATRIZ ESTÉVEZ / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Fue en enero de 2006 cuando la Asociación de Hijas de la Inmaculada Concepción decidió enredarse en un gran proyecto. Sus asociadas planearon convertir parte de la finca que alberga el colegio Pío XII-San Martín en un centro de Educación Infantil para niños de entre cuatro meses y tres años. Así que comenzaron a tirar del hilo, que en muchos tramos -más de los previstos- descubrieron enmarañado. Han sido muchas las vicisitudes y muy largo el tiempo de espera, pero ayer, por fin, vieron cumplido su objetivo con el acto de inauguración de esas nuevas instalaciones.

«Éste es un acto bonito y muy esperado», saludó la presidenta de la entidad, Dolores Baldó Alcaraz, al medio centenar de personas congregadas en el patio de esa reformada Casa Palacio. Entre los asistentes se encontraba el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos, a quien dirigió palabras de agradecimiento «por la ayuda que nos ha prestado para que este proyecto saliera adelante. Siempre ha estado a nuestra disposición y nos ha animado a seguir».

Baldó Alcaraz también quiso corresponder con su gratitud a «las personas que han trabajado en la obra de este edificio, así como a todas las que han posibilitado que este proyecto prospere». Destacó entonces un nombre, el de Encarna Orozco, secretaria de la Asociación y «el alma del proyecto». «Sin dinero no habría hoy guardería, pero sin Encarna tampoco», afirmó.

Le relevó en palabras monseñor Ceballos, que invitó a las Hijas de la Inmaculada Concepción a «seguir adelante» y resaltó la importancia de la educación: «No olvidéis la responsabilidad que tenemos todos con la educación. Ésta comienza en la familia».

Tras bendecir el centro educativo San Martín, los asistentes al acto visitaron las instalaciones. La presidenta y la secretaria de la Asociación de Hijas de la Inmaculada Concepción guiaron al obispo de Cádiz, así como al vicario general de la Diócesis, Guillermo Domínguez Leonsegui; al concejal delegado de Bienestar Social, José Macías; y a la directora del Área de Familia del Ayuntamiento de Cádiz, Fátima Salaverry.

En la planta baja se ubican el despacho de Raquel Miranda, la directora de la escuela; el aula de los bebés, con capacidad para ochos niños; otras dos aulas para niños de un año y un máximo de 13 plazas cada una; la secretaría, los aseos para adultos, y una sala de usos múltiples que incluye cocina. Y la planta superior alberga dos aulas para niños de dos años y un máximo de 20, una tercera para menores de dos a tres años y de 18 plazas, la capilla, la sacristía, una sala de informática e inglés, otra audiovisual y dependencias privadas.

«No falta un detalle», «Está todo precioso», «La pena es que ya no tenemos edad para entrar aquí», fueron algunos de los comentarios que dejó la visita. El arquitecto Miguel Ángel Leonsegui es el responsable de la obra, ejecutada por la constructora Novacons S. L.

Las instalaciones ya están listas, pero la Consejería de Educación aún debe conceder la licencia de apertura, y ese trámite puede tardar semanas. Es por ello que, mientras tanto, las propietarias de la escuela han decidido abrirla como ludoteca. Lo harán a mediados de enero, de 17:00 a 20:00 horas.

El próximo sábado, de 10:00 a 13:00 y de 18:00 a 20.30 horas, se celebrará una jornada de puertas abiertas en San Martín.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura