23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

EL PADRE JUAN VALENZUELA PRESIDE LA MISA DE APERTURA DE CURSO EN MAGISTERIO

CAMPO DE GIBRALTAR.ES

INICIO

El padre Juan Valenzuela durante la celebración de una Eucaristía

La Escuela Universitaria de Magisterio ‘Virgen de Europa’ de La Línea, inicia hoy oficialmente el curso académico 2010/2011, con la Celebración de la Eucaristía presidida por el Arcipreste de la ciudad, el Párroco Juan Valenzuela. La lección inaugural correrá a cargo del profesor Francisco Javier Gala León, Ilustrísimo Director Académico del centro. La directora adjunta del centro, Encarnación Chica Merino nos habla de los proyectos para este nuevo curso académico.
–Doña Encarnación, el acto de apertura del curso 2010/2011, que tiene lugar este martes comenzará con la celebración de una Eucaristía, que en un principio iba a ser presidida por el Excelentísimo Señor Obispo de Cádiz y Ceuta, D. Antonio Ceballos Atienza, pero no va a poder ser, ¿no?
–Efectivamente. Al señor Obispo le gusta presidir siempre la inauguración del curso y hasta ahora ha sido así. Sin embargo,lo han convocado con urgencia en Madrid y hemos tenido que pensar en una persona que lo sustituyera. A mí me parecía que era oportuno que lo sustituyera el Arcipreste de la ciudad, dado que es una persona que también es antiguo alumno de nuestro centro y ha conocido la Escuela, ha formado parte de su patronato en otros períodos. Consideré oportuno pedirle a él que presidiera la Eucaristía en este día tan especial.
– ¿En qué va a consistir exactamente la apertura del acto académico?
–Después de la Eucaristía el acto académico como siempre debe ser inaugurado por una autoridad académica, en este caso, alguien del Vicerrectorado del Campus Bahía de Algeciras, el Vicerrector. A continuación se le suele pasar la palabra al director académico. Sin embargo, como el director académico es el ponente, el responsable de la lección inaugural, se me pasará la palabra a mí con el objetivo de hacer entrega de la Memoria académica del curso anterior. Se hace entrega oficialmente. Otros años se ha optado por leer una síntesis, pero este año nos parece que es una entrega simbólica y queremos dar más espacio a la lección inaugural y a otras palabras, antes que a la Memoria, ya que nos parece que ralentiza más el acto.

Encarnación Chica Merino es la acutal directora de Magisterio

Seguidamente, se dará paso al ponente que es el Director Académico del centro, Francisco Gala León. Él es profesor de la Facultad de Enfermeria. En un centro adscrito como el nuestro, en el ámbito académico hay un responsable de la Universidad, y el día a día soy yo la directora adjunta.
– ¿En qué va a basarse la ponencia?
–Pensando en el tema que podríamos asumir, consultábamos a algunos coordinadores de departamentos, los cuales nos comentaban que los jóvenes están bastante preocupados por el tema de la anorexia. Resulta que cuando van a realizar las prácticas se están encontrando algunos casos en etapas de Primaria. No son mayoritarios, pero los chavales a la vuelta de las prácticas daban ese dato como alarmante. Bien es verdad que la masa crítica, en la que este problema se encuentra es en jóvenes y en adolescentes, pero tal y como ellos nos decían se están encontrando algunos casos en Primaria. Hay profesores preocupados, familias, etc. Entonces, como el colegio es un ámbito donde llega todo y debe integrar todo, algunos profesores de la Escuela resaltaban este tema. Eso nos hizo pensar, que quizás fuera un tema interesante para la lección inaugural. Es algo cercano a ellos, es algo que está entrando en unas edades inferiores, no con unos porcentajes altos, pero que ahí empieza. Por tanto, al consultarlo con el director académico, él que se mueve en ese campo, ya que es especialista en este tema, nos planteaba que podía asumir esta ponencia si no lo veíamos mal. La verdad que nosotros estuvimos de acuerdo con ello.
–Además, es un tema preocupante, que cada vez afecta más a la sociedad, incluso con un nivel alto.
–Efectivamente. Él lo que va a hacer es centrar más lo ponencia en lo que son las causas, de dónde viene. Hay otros trastornos, pero estos son los más llamativos, los que más conocemos.
–Encarnación, comenzamos un nuevo curso. ¿Cuáles son los objetivos que se han marcado para esta nueva andadura?
–Este año arrancamos con el primer curso de Grado de las nuevas titulaciones. Ya tenemos a los alumnos matriculados en Primer Grado de Magisterio de Educación Primaria. Hay dos grupos. Además, hay otros dos grupos en el Primer Grado de Magisterio de Educación Infantil. La verdad es que no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar cuando hacíamos las previsiones en el mes de junio. Hacíamos previsiones a mínimos y a máximos, moviéndonos en esa escala, pero al final hemos cubierto totalmente. Tenemos dos grupos de Primaria y dos grupos de Infantil, lo cual nos devuelve que la socidad está haciendo una valoración positiva de los cambios que se están llevando a cabo en el espacio europeo de Educación Superior, y en concreto, en cómo ha afectado a la titulación de Magisterio. Ése es el análisis que hacemos.
–Entonces, ¿cuál es el objetivo principal?
– El objetivo principal es la implementación de los grados, y junto con ello, continuar con los cambios que van en relación a la metodología y evaluación docente. Al alumno hay que evaluarlo desde capacidades, y por tanto, el método de evaluación y las herramientas de evaluación deben cambiar. Ahí el profesorado llevamos un tiempo trabajando y reflexionando sobre ello desde las áreaS departamentales a las que pertenecemos. La investigación es algo que también se lleva potenciando desde hace un tiempo porque los nuevos títulos de Maestros deben asegurar que la docencia también la imparta un número de profesores doctores. Entonces, también se está trabajando en esa línea. Se están realizando tesis por parte del profesorado.
Algo en lo que también nos hemos embarcado y que tenemos que seguir como un objetivo prioritario es el sistema de garantía interno de calidad. Todo lo que se haga en el centro tiene que estar regulado por ese sistema de procesos. Hay una comisión, que es la encargada de empujar esto, y todo se va a regular desde la calidad, desde los indicadores que nos planteemos y en ellos estamos, en el diseño de los indicadores y diseño de todos los materiales que, previamente, nos hemos dicho que son necesarios para que dentro de cuatro años podamos acreditarnos. No sólo porque los alumnos obtienen unas puntuaciones o unas evaluaciones, sino porque también nuestro centro tiene que pasar esa acreditación, el profesorado también.
–En definitiva, que cada vez ustedes ponen el listón más alto, ¿no?
–Sí. Totalmente. El otro día hablaba con unos chavales y una señora que también ha sido antigua alumna de la Escuela y me decía: “¡Cómo ha cambiado la Escuela!”. Ha cambiado porque irremediablemente hay que cambiar. No podemos mirar para otro lado. El sistema universitario ha cambiado, está cambiando. Si queremos que nuestros alumnos compitan desde una eficacia y una eficiencia en el mercado, necesitamos formarlos y nosotros mismos necesitamos entrar en esos niveles. Por tanto, debemos evaluarnos, acreditarnos todo lo que supone este proceso.
–Es una batalla constante de ir mejorando y superándose así mismo. La competitividad es dura en Europa y en el resto del mundo, ¿no?
–Así es. Una buena noticia es que ya somos Centro Superior, es decir, ya tenemos que ir cambiando. Lo que pasa es que todavía hay dos cursos de diplomatura, segundo y tercero, pero se van a ir extinguiendo.
–¿Qué va a pasar con los antiguos alumnos?
–Tendrán que homologar. Habrá un curso puente. Algunas universidades no andaluzas ya están apostando por el diseño de ese curso puente. Nosotros, ése es un tema que tenemos sobre la mesa. Para los que lleven equis años de docencia, creo que el Ministerio establecerá un reconocimiento.
Y para los que han salido más recientemente se les ofrecerá el curso puente. Es más, los alumnos ya están preguntando. Estamos en poder diseñar ese curso puente. La conferencia del decano de Educación, que se reunirá a finales de este mes en Vigo, tratará este tema. Además, los decanos andaluces también tienen que acometer, junto con el Máster de Secundaria, que ya se inició el pasado curso, pero que ha tenido bastantes críticas, ese curso puente.
–¿Qué valoración puede hacernos del número de alumnos matriculados?
–El año pasado fue un año especial porque era el último año que se ofrecía Magisterio como Diplomatura. Eso atrajo a bastante alumnado. Sin embargo, salvando esa excepción, los años anteriores habíamos empezado a subir, se había incrementado el número de alumnos matriculados, e incluso, el número de alumnos que solicitaban el centro. No todos los que lo solicitan terminan matriculándose, pero el número de matrículas sí va subiendo. El año pasado fue una sorpresa, e incluso nos tuvieron que llamar de Dirección General de Acceso para pedirnos que aumentásemos porque había mucha gente fuera.
Este año no sabíamos con qué número nos íbamos a mover y tuvimos que hacer previsiones a mínimos, es decir, a un grupo de Primaria y a un grupo de Infantil; y a máximos, dos y dos, pasando por dos de una titulación y una de otra. Y finalmente, han sido los dos Grados los que están llenos y vemos que sí, que las nuevas titulaciones traen un incremento en el número de alumnos.
Algo que también queremos nombrar porque nos está resultando significativo, es la nota de corte, que ha subido. Hay alumnos que han solicitado el Grado de Magisterio con una nota de corte buena. Anteriormente, la nota de corte de Magisterio era muy bajita, era de 5 ó 5,5 como mucho. Sin embargo, ha subido. Hay mucha gente que se ha quedado fuera en Primaria.
–Además, es una profesión muy vocacional, ¿no?
–Sí.
–Antes hablábamos de las nuevas titulaciones. ¿Qué salidas profesionales tienen?, ¿se podrá ejercer como Maestro en las administraciones públicas, como la consejería de Educación y Ciencia, la consejería de Asuntos Sociales, Diputaciones, Ayuntamientos, en centros de iniciativas social, etc?
–Sí, la salida profesional es la misma, lo que pasa es que la capacitación es mayor.
Los nuevos títulos incorporan una exigencia y es que el alumno cuando termine tiene que certificar un nivel de inglés de B1 como mínimo. En todos los grados se va a pedir eso.
Ahora desaparece el maestro de Lengua Inglesa. Hay una mención que la sustituiría, pero no tiene la cantidad de asignaturas que tenía la especialidad de Lengua Extranjera. Entonces, nosotros estamos viendo las posibilidades que tiene nuestro alumnado, bien a través de la Escuela Oficial de Idiomas, bien a través del Centro de Lenguas Modernas de la Universidad y también, de la Universidad de Cambridge, con la que también hemos contactado y hemos firmado un convenio de colaboración y se van a ofrecer clases para formar a nuestros alumnos, de manera que puedan adquirir el B1. Nos hemos planteado para este primer año el B1. Los de Cambridge harían el examen o el mismo Centro de Lenguas Modernas, y certificarían el nivel de nuestro alumnado en Inglés porque cuando acaben Magisterio, sin esa certificación no van a tener el título.
–Es importante reconocer la docencia, que quizás era antes ‘La Cenicienta’, ¿no?
–Sí durante algunos años por algunos acontecimientos desagradables, hemos vivido, y seguimos viviendo en algunos sectores poca valoración del Maestro. Realmente, como antes decías es una profesión vocacional. El Maestro sigue trabajando cuando se va del Colegio. Eso es difícil de entender, e incluso, se devuelve como que tiene muchas vacaciones. El Maestro de Primaria e Infantil, tiene 25 niños a los que hay que atender desde la diversidad, desde culturas distintas. Los nuevos títulos han contemplado estos aspectos que nombro y han diseñado asignaturas para preparar al Maestro en ello. Creo que esto va a ayudarlo, pero también va a ayudarlo en la medida en que el nivel, la categoría profesional es más reconocida, teniendo en cuenta que pasa a ser Grado. Se equipara a otras titulaciones. Todos sabemos que una carrera de tres años, no era lo mismo que una Licenciatura, que son cinco años.
–Por eso digo, que era injusta la valoración, que en ocasiones, se hacía de esta profesión.
–Sí, pero yo he pensado esto en otras ocasiones con el tema de enfermería y lo veo diferente. Enfermería, no sé si es porque se ha colegiado o porque ha habido momentos en los que las personas de este sector lo han peleado de otra manera. Sin embargo, el Maestro no ha tenido el mismo reconocimiento que, por ejemplo, ha tenido Enfermería, cuando las dos son carreras de tres años. Pero, gracias a Dios ahora mismo está bien reconocido y creo que es un empujón para el ámbito de la Educación.
–¿Se puede acceder a otros estudios?
–Se puede acceder a Masters o Doctorados. Los Grados dan posibilidad de acceder al mundo laboral, pero también a Master de especialización.
También pueden acceder a un Doctorado, cosa que nuestros Maestros de la Diplomatura tenían que hacer un segundo ciclo para poder acceder al Doctorado. Ya no es así.
–¿Qué nos pueden decir de las tutorías?
–En nuestro centro, ante esa intención de una formación integral, llevamos años trabajando el seguimiento del alumno o la atención individualizada y parece raro, pero Bolonia nos ha venido a dar la razón cuando habla de tutorías en la Universidad. Eso no existía, y sin embargo, en nuestro centro desde hace muchos años es algo que hemos peleado. Hemos querido que el alumno tenga un tutor, un profesor, que es el que le realiza ese seguimiento, que es el que se entrevista con él, el que le guía en la elaboración del prácticum, el que si hay algún problema en el centro tiene su apoyo. Eso ha hecho que la figura del tutor adquiera también su papel y sea importante. Es algo muy valorado por nuestros alumnos y nosotros cuando vimos que Bolonia sacaba esa figura, nos lo hemos planteado para nuestro centro, y contemplamos que cada grupo tenga un tutor. Un tutor que detecta dificultades, que detecta la necesidad de cohesión de grupo porque no son personas aisladas. Puede llevar a cabo esa ayuda directa con el alumno o con el grupo que le corresponda. Eso lo quiero nombrar porque es algo específico de nuestro centro. En nuestra publicidad no destaca eso de atención personalizada o tutoría porque suena bien, sino porque es algo que llevamos tiempo haciéndolo.
–Enhorabuena por esta nueva andadura que inician y por la buena labor que realizan.
–Gracias a vosotros por invitarnos y poder explicar el trabajo que hacemos.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura