17 de enero de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

ENCIERRO EN SANTO DOMINGO PARA PEDIR UN PUESTO DE TRABAJO

Las protestas de los operarios de la construcción en paro de Cádiz, que comenzaron el pasado 1 de junio con la huelga fantasma, que convocaron mediante carteles por las calles, ha tomado un nuevo giro. Ante la limitación de hacer ruido frente al Ayuntamiento de Cádiz, donde permanecen desde el primero del pasado mes, los operarios decidieron ayer comenzar un encierro en la Iglesia Conventual de Santo Domingo, que durará, “hasta que nos den un trabajo”, como explicaba ayer mismo uno de los operarios. En un comunicado, el colectivo de trabajadores señala que el encierro de una treintena de trabajadores que comenzó ayer, tiene como finalidad “llamar la atención de la totalidad de los ciudadanos”, asegurando además que las protestas las desarrollarán “descartando absolutamente la violencia y el desorden público. Por su parte, el resto de trabajadores continuará con las movilizaciones frente al Ayuntamiento de Cádiz. Este colectivo de desempleados ya se ha reunido con representantes del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, así como con el portavoz del grupo municipal socialista, Rafael Román, para dar a conocer su situación, provocada en su mayor parte por la crisis económica. Estas protestas que realizan se iniciaron de manera espontánea y han llegado a convocar a más de 300 personas en alguna de sus manifestaciones.

JUAN ANTONIO OSORIO. CÁDIZ. www.andaluciainformacion.es

INICIO.

Las protestas de los operarios de la construcción en paro de Cádiz, que comenzaron el pasado 1 de junio con la huelga fantasma, que convocaron mediante carteles por las calles, ha tomado un nuevo giro.

Dibujo2Ante la limitación de hacer ruido frente al Ayuntamiento de Cádiz, donde permanecen desde el primero del pasado mes, los operarios decidieron ayer comenzar un encierro en la Iglesia Conventual de Santo Domingo, que durará, “hasta que nos den un trabajo”, como explicaba ayer mismo uno de los operarios.

En un comunicado, el colectivo de trabajadores señala que el encierro de una treintena de trabajadores que comenzó ayer, tiene como finalidad “llamar la atención de la totalidad de los ciudadanos”, asegurando además que las protestas las desarrollarán “descartando absolutamente la violencia y el desorden público.

Por su parte, el resto de trabajadores continuará con las movilizaciones frente al Ayuntamiento de Cádiz.
Este colectivo de desempleados ya se ha reunido con representantes del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, así como con el portavoz del grupo municipal socialista, Rafael Román, para dar a conocer su situación, provocada en su mayor parte por la crisis económica.

Estas protestas que realizan se iniciaron de manera espontánea y han llegado a convocar a más de 300 personas en alguna de sus manifestaciones.