20 de enero de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Encierro frustrado de la plataforma Pro Responsabilidades en la Iglesia Mayor

MARÍA LLÉBREZ /DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Una veintena de personas del colectivo intenta encerrarse 24 horas en el interior del templo en señal de protesta, aunque finalmente tiene que trasladar la concentración a las puertas del edificio.

DibujoUna veintena de personas pertenecientes a la plataforma Pro responsabilidades Políticas Ya se concentró ayer a las siete de la tarde en la plaza de la Iglesia con un mensaje claro, la petición de dimisión del alcalde de la ciudad, Manuel de Bernardo, como responsable político de la desaparición de hasta ocho millones de euros de la caja municipal. Esta concentración inicial no tenía otro objeto que la de dirigirse, apenas 30 minutos después al interior de la Iglesia Mayor para iniciar un encierro de 24 horas.

Teniendo en cuenta que esta movilización concluiría ya en la tarde de hoy, la plataforma se encontraría, no casualmente, con la visita a los edificios constitucionales del presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, previa al discurso oficial del Teatro de Las Cortes. Tal como el propio portavoz del colectivo, Manuel Pareja, explicó, «nuestro objetivo no es boicotear los actos del 24-S, pero si viene aquí le explicaremos nuestra situación y por qué estamos aquí».

Precisamente éste fue el argumento que esgrimió el párroco Jesús Guerrero Amores para impedir su estancia en el interior del templo en un principio, incluso en el dintel de entrada. A pesar de ello, el grupo, entre el que se encontraba el coordinador local de IU, Pedro Reyes, -y al que acudió el secretario local del PSOE, Jaime Armario- se atrincheró en la puerta de la Iglesia, tras el enrejado, donde de momento no se les había prohibido quedarse. Sobre las ocho de la tarde la plataforma se decidió a desplegar una pancarta en la que rezaba un lema semejante al de unas pegatinas que también se habían colocado en las camisas y camisetas.

Al frente de la misma, su portavoz, Manuel Pareja, volvía a explicar los motivos que les han llevado a la concentración. Además de la dimisión del primer mandatario local, consideran que la edil de Hacienda, Mercedes Espejo, también tendría que cesar en su puesto. De no ser así, añadía, la responsabilidad recaería en el PP, socio de gobierno, al que le demandan en consecuencia que rompa el pacto que mantiene a los andalucistas en el gobierno.

Una vez se cumplieron las nueve de la noche, puntual, el párroco decidía finalmente, tras consultarlo con el Obispado, cerrar las puertas del templo. La opción de los manifestantes fue entonces la de quedarse justo en la entrada, para lo cual, explicaba Pareja, poco antes de las diez, tendrían que ir a buscar sillas y mantas para continuar el resto de la noche a la intemperie. Eso es al menos lo que afirmaron en un principio. Lo que sí sucederá con toda seguridad será su presencia allí con la más que previsible visita de Bono a este templo, uno de los edificios constitucionales sobre el que además se espera una reforma inminente de cara a la conmemoración de los fastos el año próximo.