Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Evangelio del domingo 6 de septiembre de 2009

YOUTUBE

INICIO

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=8COsc0T_iG4]

Marcos 7,31-37

Jesús volvió a salir de la región de Tiro y, pasando por Sidón y los pueblos de la región de Decápolis, llegó al lago de Galilea. Allí le llevaron un sordo y tartamudo, y le pidieron que pusiera su mano sobre él. Jesús se lo llevó a un lado, aparte de la gente, le metió los dedos en los oídos y con saliva le tocó la lengua. Luego, mirando al cielo, suspiró y dijo al hombre: “¡Efatá! (es decir, ‘¡Ábrete!’).” Al momento se abrieron los oídos del sordo, su lengua quedó libre de trabas y hablaba correctamente. Jesús les mandó que no se lo dijeran a nadie; pero cuanto más se lo mandaba, tanto más lo contaban ellos. Llenos de asombro, decían: “Todo lo hace bien. ¡Hasta hace oír a los sordos y hablar a los mudos!”

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura