23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Evangelio Domingo 17 octubre 2010

Después Jesús les enseñó con una parábola que era necesario orar
siempre sin desanimarse:

«En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaban los hombres;

y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole: ‘Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario’.

Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo: ‘Yo no temo a Dios ni me importan los hombres, pero como esta viuda me molesta, le haré justicia para que no venga continuamente a fastidiarme'».

Y el Señor di
[vodpod id=Groupvideo.7216624&w=450&h=325&fv=%26rel%3D0%26border%3D0%26]

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura