22 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

HALLAZGO HISTÓRICO EN EL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS (CÁDIZ).

José Antonio Hidalgo. CÁDIZ. www.diariodecadiz.es

INICIO

Descubiertas dos torres y 80 metros de la muralla medieval de Cádiz

La transformación del hospital de San Juan de Dios en un geriátrico saca a la luz restos que permiten reescribir cómo era la ciudad durante la dominación musulmana · El hallazgo se considera uno de los más importantes en la capital.

054d3ca-cul-p1_1Las obras que se están ejecutando en el hospital de San Juan de Dios de Cádiz para su transformación en un geriátrico, gestionado por el Obispado gaditano, han sacado a la luz restos únicos de la ciudad medieval. La importancia de los hallazgos se iguala, según los expertos, a lo localizado hace unos años en la Casa del Obispo hasta el punto que «permitirá reescribir cómo era Cádiz en la Edad Media, que tiene una historia mucho más rica de lo que se creía hasta ahora en la época de la dominación musulmana», afirman los investigadores que han trabajado en el edificio.

Hay dos piezas, espectaculares, que sobresalen de todo lo que hasta ahora se ha podido encontrar, en unas excavaciones que, aunque amplias, se han visto limitadas por el propio proyecto del centro social allí previsto. Por una parte se han localizados dos de los torreones de la antigua fortificación medieval. Y junto a éstos, 80 metros del lienzo de la muralla, de 12 metros de altura.

La propia estructura y desarrollo del edificio se convierte, además, en un libro abierto del propio crecimiento de la ciudad. El hospital, desde sus orígenes hace varios siglos, fue ampliándose, comiéndose a la propia muralla y creciendo sobre los cimientos de las primitivas construcciones medievales, de los siglos XI o XIII (está aún por definir) que, a su vez, aprovecharon construcciones de la época de la Roma republicana. Incluso en algunas zonas se han localizados estratos fenicios. Todo ello está actualmente en estudio.

Ayer Diario de Cádiz entró por primera vez en el hospital en obras y pudo comprobar la espectacularidad de los hallazgos. Hasta ahora, historiadores y arquitectos habían elaborado sus hipótesis sobre el recinto medieval a través de la más que escasa documentación existente de la época y de algunos grabados. A partir de lo localizado en San Juan de Dios se podrá definir con exactitud el plano de estas construcciones. «Se va a dar un giro bastante importante a la historia medieval pues se descubre con todo esto que la zona fortificada de Cádiz era de la misma amplitud que en otras ciudades «, se destaca desde el equipo de arqueólogos que está trabando en la zona. Que Cádiz fuese apenas una aldea en la época musulmana, de la que proceden estas edificaciones, queda así en entredicho.

Ciertamente, impacta poder observar en el comienzo del siglo XXI el lienzo de uno de los torreones de la muralla medieval, cuando la creencia era que habían desaparecido. Sus piedras tienen cerca de 900 años. La altura supera los 15 metros y el grosor roza los dos metros y medio en el torreón mejor conservado que da pared con pared con la sede del Ayuntamiento de Cádiz. El tramo incluido en el Consistorio se eliminó en la remodelación que sufrió este edificio en el siglo XIX, aunque se mantenga el lienzo cubierto por mamposterías posteriores.iglesia-de-san-juan-de-dios-01

A partir de este torreón se han recuperado unos 80 metros lineales de la muralla, en sentido hacia el Arco de los Blanco. Hay tramos que se elevan hasta unos doce metros de altura, donde se puede observar, aunque con cierta dificultad, las almenas.

También se ha localizado una segunda torre aunque en peor estado de conservación que la primera. La ubicación de ésta servirá para definir con exactitud el trazado de la muralla y ha sacado también a la luz una segunda línea amurallada más cercana a la calle San Juan de Dios de la que apenas queda la base y que no se descarta, pendiente de estudio, que fuese un trazado original finalmente desechado por la poca consistencia del suelo. Algunas cimentaciones se han visto afectadas por el refuerzo de las ampliaciones de siglos posteriores.

En las inmediaciones de los lienzos localizados se ha profundizado hasta tres metros y medio e incluso hasta la zona rocosa, localizando los niveles de la dominación romana y fenicia. También se han encontrado arcos adosados de la antigua Carnicería Mayor con restos de animales.

La visión de los restos será compatible con el geriátrico

Se ha modificado el proyecto para dejar en las zonas comunes los restos más importantes.

El Obispado de Cádiz ha modificado el proyecto de transformación del hospital de San Juan de Dios en un geriátrico y en un centro de día para compatibilizar este equipamiento social como el mantenimiento y disfrute ciudadano de los importantes restos arqueológicos localizados en el inmueble.

«Todo lo que se ha encontrado se va a incorporar a la vida diaria del edificio», afirmó a este diario un portavoz del Obispado. El edificio ofertará 131 camas y 45 plazas más en el centro de día. La inversión inicial era de 4 millones de euros. Los cambios realizados y los retrasos acumulados por los trabajos arqueológicos han disparado esta cifra a cerca de 9 millones de euros. La Diócesis, muy escasa de fondos, ya está negociando un segundo préstamo para afrontar el incremento del presupuesto.2htm11

En todo caso no se replantea el traslado del geriátrico a otro inmueble y dejar el hospital para usos culturales relacionados con los hallazgos allí localizados. Fuentes consultadas por este diario consideran que el trabajo ya realizado de consolidación del inmueble, que se encontraba en un deplorable estado de conservación, dificultaría un cambio de uso ya que el uso cultural del mismo debería de haberse planteado desde un principio. Desde el Obispado se considera, además, que el uso social es compatible con la conservación de las murallas. Para ello, el arquitecto del proyecto, Mario Mendoza, ha modificado parte del mismo para trasladar a otras zonas del edificio aquellas dependencias que pudiesen ser consideradas como incompatibles con los restos arqueológicos, como las cocinas, donde se habilitarán los espacios comunes del equipamiento.

«Va a ser uno de los yacimientos más vividos de la ciudad, integrando los lienzos, el suelo y otros restos de indudable valor», se afirma desde la promotora, que constata que por el edificio pasarán cada día más de 400 personas. Tras el tiempo acumulado en los trabajos arqueológicos, las obras de reforma del edificio avanzan por fin. Ha sido necesario consolidar todo el edificio incluso para garantizar los trabajos de búsqueda de vestigios del pasado ya que el estado del inmueble eran muy delicado. «Ha sido un milagro que no se hundiera», comentó a este diario un técnico directamente relacionado con el proyecto. Ajena a esta actuación esta la zona dependiente de la Hermandad de la Santa Caridad.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura