17 de enero de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

La crisis marca la función y el voto de la ciudad

P.M. DURIO / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

El obispo Ceballos y la alcaldesa pidieron a la Patrona ayuda para superar los momentos actuales.

La crisis económica actual se convirtió ayer, como no podía ser de otra forma, en la gran protagonista de la función solemne en honor de la Patrona celebrada en Santo Domingo a las once de la mañana. Con casi una treintena de sacerdotes participando en la ceremonia, y buena parte de la corporación (con concejales del PSOE incluidos) también presente, la renovación del voto de la ciudad a la Virgen del Rosario y la posterior homilía de Ceballos incluyeron numerosas referencias a las dificultades económicas que atraviesa el país en estos momentos.

(…) Por su parte, Antonio Ceballos también tuvo referencias a la crisis durante su homilía, animando a los asistentes a hacer frente a esta situación. «Nuestros tiempos no son tiempos peores que los del pasado. Es simplemente el tiempo que nos ha tocado vivir. Para los cristianos son tiempos de Dios, y hay que vivirlos con espíritu lleno de gozo», afirmó. También dijo el obispo que el ambiente social «es cada vez más hostil», por lo que imperó a los gaditanos a que estén «alerta» y los invitó, a su vez, a dar gracias a Dios. «Y que él nos dé fuerzas para hacerle frente a los tiempos de hoy».

Ceballos compartió la presidencia de la eucaristía con el vicario general, Guillermo Domínguez Leonsegui; el arcipreste de Cádiz Interior, Rafael Fernández; el deán de la Catedral, Enrique Arroyo; y el mercedario Isaac Vaquero.