23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

LA DIÓCESIS DE CÁDIZ Y CEUTA Y SU AUTOFINANCIACIÓN

P.M.D. /DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

En la Iglesia pasa con sus fieles como en España con Hacienda: que todos son parte de ella y que todos deben colaborar con ella. O deberían. Por eso, la diócesis de Cádiz y Ceuta va a iniciar una campaña de concienciación para que los fieles sean partícipes de los gastos que ocasiona el mantenimiento y la conservación de las iglesias con fórmulas más estables que el cepillo que se pasa durante las misas.

El próximo 14 de octubre se celebra el Día de la Iglesia Diocesana, y uno de los mensajes que lanzará el Obispado de Cádiz con este motivo es «tu participación y ayuda económica es fundamental». De hecho, desde que la Conferencia Episcopal iniciara la campaña X tantos con motivo de la declaración de la Renta el mensaje quiere seguir trasladándose a los católicos, ya que con X tantos se percibió un incremento de las aportaciones «que se ha frenado por la crisis», comenta Francisco Granado.

El ecónomo diocesano reconoce que «lo ideal sería que las iglesias se mantuvieran o se construyeran con las aportaciones de los propios fieles», aunque reconoce que esto suena casi a utopía.

Ciertamente, cada comunidad parroquial debería sostenerse con los ingresos que obtuviera de todos los que forman parte de esa comunidad. Y de esta forma podrían acometerse intervenciones que aseguraran la continuidad de los edificios. Actualmente, un claro ejemplo de esto es la parroquia de San José, cuyos feligreses costearon en su día la rehabilitación del interior y la restauración del altar mayor y ahora están haciendo lo mismo con el exterior de la iglesia.

Suscripciones periódicas, a modo de cuotas, parece el modelo más eficaz para conseguir esto último. O, al menos, para mejorar la situación que viven muchas iglesias, que apenas pueden pagar los recibos de luz y agua con los ingresos que se reciben en los cepillos (a los que hay que restar las recaudaciones destinadas a Cáritas, cada primer domingo de mes, o a otros fines). De esta forma, entre todos los miembros de una comunidad o de una parroquia mantendrían el templo.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura