Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

LA GRIPE A NO AFECTA A LA FE

MARÍA VELASCO GALLARDO / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Los creyentes afirman que «no hay motivo para alarmarse» y continúan besando pies y manos de santos.

DibujoConsejos: evitar mojarse las manos en agua bendita y no besar reliquias, como puede ser el manto de la Virgen o los pies del Cristo. Los consejos los traslada el Ministerio de Sanidad y los incluye entre otras recomendaciones para prevenir el contagio de la gripe A.

Son, sin duda, las peticiones más peculiares y las que más han llamado la atención. Otras, como evitar el beso o el apretón de manos como forma de saludo, ya las había propuesto el Colegio de Médicos de Madrid, ahora copiadas por Sanidad. En el caso religioso, se toca de lleno en costumbres difíciles de evitar por parte de los católicos, sobre todo al ser tradiciones muy seguidas y arraigadas por la sociedad.

En todo caso, desde la propia Iglesia se comprende la adopción de medidas sanitarias para evitar el contagio de esta gripe. Así lo afirma a este diario el vicario general de la diócesis de Cádiz, Guillermo Domínguez Leonsegui.

Aunque por el momento no han recibido comunicación alguna de Sanidad con estas recomendaciones, conocidas a través de la prensa, Domínguez Leonsegui adelanta que «si la autoridad sanitaria cree que se puede evitar o controlar la propagación de la gripe con estas medidas, colaboraremos con ellos y tendremos en cuenta las normas que nos comuniquen porque lo que importa es la salud».

Asume, respecto a los besamanos, que «el beso es una expresión de devoción, pero también hay otras formas que no desmerecen» a la hora de demostrar por parte del católico su cercanía a una Virgen o a una imagen del Cristo.

Martín José García Sánchez es el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Cádiz y afirma que «lo importante es no alarmar a los fieles, aunque estamos dispuestos a seguir cualquier normativa que nos pidan los servicios sanitarios».

Comentó además que el próximo día 26 de agosto, el Consejo de Hermandades de Cádiz «se reunirá y tocará el tema» para que «cada hermandad adopte las medidas pertinentes» siempre y cuando «no creemos una situación de alarma innecesaria».

Entre los creyentes hay distintas opiniones. Una mujer, que no quiso identificarse, lleva años besando los pies del Cristo de Medinaceli y dice que «no soportaría tener que dejar de cumplir una tradición que mantengo desde hace cuarenta años, sin motivo».

«No hay motivos para alarmarse. Cada día pasan personas que besan los pies del Cristo, luego lo limpian con un paño y no pasa nada», añadió esta creyente.

Una feligresa de la iglesia La Merced, lleva años siendo una devota de besar las manos de los santos y comenta que «no se puede vivir con miedo porque es una tontería. Si hubiera una verdadera alarma, no se besarían ni a las personas». Finalizó diciendo que «hasta que no lo prohiban expresamente, no voy a dejar de hacerlo».

Por otro lado, hay fieles que tienen otra postura más reservada sobre el tema. En el templo,M.O lleva años asistiendo a diferentes besamanos y afirma que «yo he notado como la gente es más precavida. Ahora es más corriente hacer el símbolo del beso, como hago yo, pero no llegar a darlo. O bien, tocar con la mano los pies del santo». Esta señora comentó que la gripe A «es una enfermedad por la que está muriendo gente, y no veo nada malo en ir con más cautela».

«El agua bendita lleva ya tiempo sin ponerse en esta iglesia», dice Tomás, párroco de la iglesia La Merced. De esta forma afirmó que «las personas que quieren agua bendita, nos la piden y se la damos. Así evitamos el contagio, ya no solamente por la gripe A, sino de otras enfermedades».

Aún así, la mayoría de los fieles siguen manteniendo una tradición religiosa de besar pies y manos de santos, en la cual, «no ven motivos para alarmarse».

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura