23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

La Parroquia de la Inmaculada Concepción encierra valores dignos de protección

ANA VILLALTA / LA LÍNEA DIGITAL

INICIO

El reloj de la Inmaculada

Visita al "entripado" del Reloj de la Inmaculada / Foto: Marcos Moreno

La mañana del martes 25 de mayo, fue la elegida por los miembros de la Sociedad algecireña La Trocha y componentes de Patrimonio Histórico Linense para recibir en la parroquia de la Inmaculada, junto a Juan Valenzuela, a José Luis Pavón Masón y a su colaborador inestimable José Martín.

Pavón, relojero mayor de Algeciras y Tarifa, realiza actualmente un trabajo que tan solo tienen el privilegio de conocer pocos artesanos y asegura que su sueño es crear una escuela para salvar los relojes monumentales añadiendo que “solo en la comarca contamos con grandes obras de arte que hay que conservar”.

Después de que hace años, La Trocha se pusiese en contacto con el ayuntamiento linense, en los últimos escritos fueron relevados por PHL. Ambas asociaciones, se han comprometido a que el Reloj de la Plaza de la Iglesia, sea restaurado a coste cero para la parroquia actual titular después de que Salvador Pagán, alcalde linense de la década de los ochenta, lo cediese a la iglesia.

Reloj de la Inmaculada Concepción / Foto. MArcos Moreno

Pavón, en su visita de ayer, afirma que es un trabajo laborioso y que precisa restaurar sus piezas porque “es una joya” pero está en muy malas condiciones. Es una pieza del siglo XIX, que el día de San José del año 1,900 quedó emplazado en la Plaza linense. En aquél momento los hermanos Larios, artífices de que esta pieza se encuentre emplazada en la ciudad, eran los propietarios de la fábrica de corcho y necesitaban que los operarios llegaran a su hora al puesto de trabajo, en una época en que no todos se podían permitir tener un reloj en el bolsillo.

Este fue el segundo reloj oficial de La Línea de la Concepción, ya que el primero se encontraba emplazado en el mercado, pero no se sabe de él desde la época que Alfonso Cruz era alcalde de la ciudad.

José Luís Pavón está convencido que no solo es importante mantener y conservar esta pieza en el patrimonio linense, sino que además hay que procurar que se incluya en el catálogo de Bienes de Interés Cultural e incluso “si retiramos el guardapolvo, sería interesante que fuese visitable y que los linenses y visitantes pudiesen disfrutar de tan magnífica pieza”

El retablo del Santuario de la Patrona linense

Foto: Marcos Moreno

Otro de los “encantos” con los que podemos embelesarnos en la parroquia de la Inmaculada es su retablo. En él se encuentra la extraordinario imagen de la Patrona tallada por José Ortega Brú, que hace unos años fue restaurada por la linense María Eugenia Suarez Corchete y que preside el retablo del Santuario.

El retablo, necesitaría una restauración, porque perjudica al resto de obras que se apoyan en él.

Este retablo, según ha podido informarse La Línea Digital, data del siglo XVII, aunque solo la parte central que fue trasladada desde Ronda, tras la donación de sus propietarios. En cambio, las dos alas laterales en las que se encuentran las figuras de San Antonio y San José, han sido añadidas posteriormente, intentando mantener el estilo barroco, aunque con cierta facilidad se puede corroborar su época posterior.

Un certificado de autentificación de la fecha original, podría ayudarnos para conseguir que se incluyera entre los bienes catalogados de la Consejería de Cultura y de esta forma poder solicitar las subvenciones pertinentes para conseguir que se muestre con el esplendor que merece.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura