23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

La restauración del retablo de la Coronada finalizará en diciembre

EUROPA SUR / SAN ROQUE

INICIO

El conjunto, de gran belleza e importante valor, data del siglo XVIII. La imagen central de la Ascensión de la Virgen y los candelabros también serán reparados

Parroquia_Santa_María_la_Coronada,_San_RoqueEl concejal de Cultura de San Roque, Juan Carlos Galindo, junto a directivos de Cepsa y el párroco de Santa María Coronada, realizaron ayer una visita a los trabajos que se llevan a cabo para la restauración del retablo del sagrario de la parroquia. Los restauradores realizan su trabajo en la misma iglesia, y el coste está sufragado en su mayoría por la Junta de Andalucía, más el Ayuntamiento de San Roque y Cepsa.

El retablo, que data del siglo XVIII, es de una gran belleza y a juicio de los restauradores tiene una gran importancia. En el centro del retablo se haya una imagen de la Ascensión de la Virgen de unos 50 centímetros, que, junto a los candelabros, también será restaurada.

El retablo tiene aproximadamente tres metros y medio de alto por dos y medio de ancho y la restauración se realizará in situ, a excepción de las imágenes y los candelabros, que serán trasladados a un taller.

Amalia Puigdengolas, del departamento de comunicación de Cepsa, señaló: «Estos trabajos son fruto del interés de Cepsa por apoyar la cultura en este municipio, recuperando una obra artística de gran valor».

«Volveremos a venir en diciembre, fecha prevista de su finalización, para ver el resultado final, que no dudamos será de una gran belleza y calidad», adelantó.

Galindo destacó «la importante colaboración de Cepsa con San Roque y su cultura, lo que es una gran satisfacción para nosotros». «Es importante la restauración de este retablo, y como quedan aún muchas obras por restaurar en años venideros, no dudamos que Cepsa estará también apoyándolas», dijo Galindo, que agradeció igualmente «la importante aportación de la Junta».

El párroco de la iglesia, Juan Pedro Varo, agradeció a Cepsa y al Ayuntamiento su gesto, asegurando que «cada vez que restauramos algo no sólo recuperamos el objeto en sí, sino también parte de nuestra historia». Recordó Varo asimismo que hace unos años «Cepsa también se encargó de la restauración de dos grandes cuadros, situados a los lados del altar mayor». En concreto, se trató de los cuadros Asunción de la Virgen y San Juan en el desierto, que se encontraban en un lamentable estado.

El retablo que se restaura merced está concebido como una estructura plana; sus esquemas no varían mucho de los empleados en los grandes retablos del siglo XVII. Está compuesto por un banco de metal plateado, un cuerpo central articulado en tres calles y un ático.

El cuerpo principal está divido a su vez en tres calles. En la central se sitúa la puerta del sagrario con un relieve de la Anunciación de la Virgen, realizado en madera tallada y dorada, y una hornacina central con la imagen de la Virgen de la Asunción. En las calles laterales hay dos repisas talladas donde se ubican dos esculturas no originales al retablo, de San Antonio Abad y San Tarsicio.

En el ático del retablo existe un relieve en forma de medallón ovalado, realizado en madera tallada dorada policromada y estofada, que representa a la Sagrada Cena. Parece tratarse de un relieve reutilizado de un anterior retablo. Su estilística se asemeja más a facturas del siglo XVI.

A los lados del relieve se encuentran dos pinturas al óleo sobre tela que representan a los bustos de Jesús y María. Ésta última es una copia antigua de una imagen que procede de Giovanni Battista Salvi llamado también Sassoferrato (1609-1685).

La cronología del conjunto debe situarse entre 1750 y 1780.

El entonces director de la Refinería San Roque-Gibraltar de Cepsa, Juan Pérez de Haro, firmó en enero con el entonces alcalde de San Roque, José Vázquez, un convenio de colaboración que permite la restauración del retablo. El convenio tiene una cuantía económica de 18.000 mil euros, justo la mitad del coste de restauración de la pieza, ubicada en un lateral del altar mayor de la parroquia. El 50 por ciento restante corre a cargo de la Junta, quien además debía autorizar la restauración y elegir al equipo restaurador de la pieza.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura