21 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

“La salida de Amigo no tiene por qué influir en la del obispo”

GEMA FREIRE / ANDALUCÍA INFORMACIÓN

INICIO

  • Leonsegui despide con “cariño” al cardenal de Sevilla y recibe con “alegría” a su sucesor
  • El obispo de Cádiz y Ceuta tendrá que presentar también su renuncia en julio
foto49601.jpg, filename=foto49601
Autor: IJ POVEDA / ANDALUCÍA INFORMACIÓN

Hicieron falta sólo dos semanas para que Benedicto XVI autorizara la “jubilación” del arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo. El Vaticano aceptó la renuncia del cardenal (que cumplió 75 años el pasado 23 de agosto) el 2 de septiembre, aunque no se le comunicó hasta el mes de octubre, y el propio cardenal eligió el pasado jueves para anunciarlo públicamente. Ahora las miradas se ciernen en el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, que el próximo 31 de julio cumplirá también la edad marcada para, como mandan los cánones, poner su cargo disponsión del Pontífice.

El vicario general, Guillermo Domínguez Leonsegui, ya explició hace varias semanas a INFORMACIÓN que el prelado se siente con fuerzas para continuar en el puesto unos años más, aunque todo dependerá de la decisión que se adopte en las altas esferas. Es más, según Leonsegui, a Antonio Ceballos Atienza le hace especial ilusión vivir el 2012 como obispo de la Diócesis, “porque ha trabajado mucho para que varios proyectos soñados se hagan realidad para esa fecha”.

En este sentido, el vicario no considera que pueda influir la rápida jubilación de Fray Carlos Amigo Vallejo en la de Antonio Ceballos Atienza: “Sólo hay que ver que el obispo de Guadix, Juan García Santacruz hace más de un año que envió la renuncia y todavía no se le ha aceptado, cada caso es único”.

Precisamente, el obispo de Guadix y el de Cádiz y Ceuta son los más veteranos de Andalucía actualmente, y de ellos, Ceballos Atienza es quien lleva más tiempo al frente de una Diócesis.

Por otro lado, Domínguez Leonsegui descartó también, en declaraciones a este periódico, que al obispo se le vaya a designar a un obispo coadjutor, tal y como ocurrió en Sevilla hace un año, con la entreda de Juan José Asenjo, actual arzobispo.

En lo que respecta a la vicaría general, el párroco de Santa Cruz reconoció que será “difícil” que continuara desempeñando esta función una vez se nombre al nuevo prelado, porque según explicó, “lo normal es que la persona que asuma el cargo nombre a su equipo de confianza y por lo general no se suele corresponder con el equipo anterior”.

Pero tantos años como mano derecha de Antonio Ceballos hacen que, probablemente, Leonsegui sea el que mejor conozca la Diócesis. No obstante, el vicario también descarta que vaya a ser él quien asuma el relevo del actual obispo.

Sea como sea, Leonsegui quiso felicitar a Amigo Vallejo por su buen hacer al frente de la Diócesis y asegura despedirlo con “cariño y gratitud”, a la vez que afirmó recibir con “alegría” al nuevo arzobispo “que seguro que también estará a la altura”.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura