22 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Las cofradías apoyan al obispo contra la Gripe A pero mantienen los besamanos

JESÚS A. CAÑAS / LA VOZ DIGITAL

INICIO

El presidente del Consejo respalda al vicario sobre la supresión de estos actos pero cree que«hay que respetar la libertad de las hermandades».

1020446Es difícil poner trabas a la devoción de los fieles. O al menos eso piensan los hermanos mayores de las cofradías de Cádiz que, por el momento no van a suprimir los besamanos y besapies de sus titulares, a pesar de las recomendaciones del Obispado para evitar el contagio de la Gripe A. El pasado viernes, el vicario general de la Diócesis, Guillermo Domínguez Leonsegui, realizó una serie de «orientaciones» sobre la forma de administrar la comunión, de recibir la paz y de besar las imágenes.

El vicario recomendó a los fieles demostrar su fe de una forma distinta al tradicional beso. Sin embargo, los hermanos mayores no se plantean impedir a los devotos acercarse a las imágenes en sus cultos. «Es algo que debe decidir cada uno», explicó ayer Adolfo Vigo, hermano mayor de la Sagrada Cena. La cofradía sacramental está ultimando los preparativos para el besamanos de su titular mariana, la Virgen de Todos los Santos, y no se plantea eliminar el acto que se celebrará del 16 al 18 de este mes.

A juicio de Vigo, la probabilidad de contagiarse del virus en un besamanos es «mínima». «Existe más riesgo al tocar la barandilla de un autobús». Sin embargo, el hermano mayor agradece las recomendaciones del Obispado y anuncia que las tendrán en cuenta en sus cultos.

Esta opinión es compartida por los hermanos mayores de las cofradías consultadas y por el presidente del Consejo de Hermandades, Martín José García. El presidente aplaude las recomendaciones del Obispado -que el Consejo ya había reclamado hace días- pero cree que la situación actual es de «total tranquilidad». «Hay que respetar la decisión de los hermanos mayores. Aunque haya que ser prudente, no se puede atentar contra la libertad de las cofradías», explicó García. El presidente quiso dejar claro que, en realidad, la mayor parte de las decisiones recaen en manos de los párrocos y directores espirituales que «son los que deciden cómo efectuar las misas».

Tampoco tienen pensado modificar sus cultos son los cofrades de La Palma. El hermano mayor de la corporación del Lunes Santo, Manuel Rodríguez, admite que las orientaciones no les pillan de improviso de cara a los cultos en honor de la Virgen de la Palma en el primer día de noviembre. Rodríguez cree que con estas medidas «se da respuesta a la inquietud de los fieles». La archicofradía mantendrá el beso a los rosarios de la imagen pero hará pública la información del Obispado para que «cada fiel tome la decisión que considere más acertada».

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura