23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

LAS FAMILIAS DE LA DIÓCESIS DE CÁDIZ Y CEUTA SE IMPLICAN CON LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

JESÚS A. CAÑAS / LA VOZ DIGITAL

INICIO

La asamblea del Movimiento Familiar Cristiano sirvió para presentar la acogida a los 8000 jóvenes que visitarán la provincia ante la próxima visita del Papa a Madrid en el 2011

«Invitando, implicando e irradiando». Esos son los tres principios básicos del Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil para animar a los gaditanos a que se involucren con el voluntariado. Hacen falta muchas manos, en torno a 8.000 personas, para coordinar la llegada, en el próximo agosto, de otros 8.000 jóvenes de todo el mundo para celebrar los Días de la Diócesis, que precederán al encuentro en Madrid de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ). Una convocatoria sin igual en la provincia y para la que se necesita toda la ayuda posible. Por ello, Andrés Drouet, director del Secretariado aprovechó la oportunidad que ayer le presentó el Movimiento Familiar Cristiano (MFC).
La asociación de fieles celebraba su primera asamblea del curso en el colegio San Felipe y unos de sus objetivos fundamentales era la implicación con las JMJ. «Los cinco objetivos que presentamos son importantes pero queremos hacer especial hincapié en el encuentro de jóvenes y en la formación de grupos de oración de matrimonios en las parroquias», explicaba, momentos antes de comenzar la asamblea, uno de los coordinadores del Movimiento en la Diócesis, Antonio Sánchez.
Drouet aprovechó el guante lanzado por el Movimiento Familiar para presentar uno de los puntos del encuentro en el que más pueden colaborar las familias: la acogida de jóvenes en sus hogares. La idea es que alojen del 11 al 15 de agosto a un mínimo de dos adolescentes mayores de 16 años a los que sólo tendrán que ofrecerles la noche y el desayuno. Para ello, necesitan más de 3.000 familias repartidas en la bahía de Cádiz y Algeciras.
De momento, ayer Drouet se llevó el compromiso de varios matrimonios presentes que fueron informados también de la puesta en marcha de «una campaña evangelizadora», el segundo de los objetivos fuertes de la asamblea. La idea del MFC es conseguir un grupo de oración de matrimonios en cada una de las parroquias de la Diócesis. Un proyecto para el que el Movimiento espera no encontrar oposición ni problemas en los párrocos.
De hecho, la cita del MFC fue respaldada ayer por la presencia del obispo, Antonio Ceballos. El prelado llegó al final de la asamblea para presidir una misa en la iglesia del Pilar y compartir un momento de la convivencia de la que pudieron disfrutar las familias tras terminar la asamblea.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura