23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Los empleados de San Juan de Dios cesan sus protestas tras cobrar sus salarios

DANIEL DOMÍNGUEZ / LA VOZ DIGITAL

INICIO

La sede del Obispado estuvo ayer libre de manifestaciones. Los trabajadores del antiguo hospital de San Juan de Dios, que habían amenazado con encerrarse de nuevo en el edificio del Hospital de Mujeres si no se cumplían sus exigencias han cesado las manifestaciones. La razón es simple: «Hemos cobrado», indicaba uno de los cuatro empleados que se dieron cita a las once de la mañana a las puertas de la institución. Estaban convocados por el sindicato de Comisiones Obreras (CC OO) para encerrarse en el edificio, pero los representantes sindicales se habían reunido con los antiguos gestores del hospital, en la oficina de Capital Asesores, y se había llegado a una solución. Con todo, el conflicto no ha desaparecido. Sólo ha menguado, pues según el testimonio de varios de los empleados, «no todos han cobrado por igual». Uno de ellos confesaba: «algunas personas han recibido todo el sueldo, pero otras tan sólo el 40%».
La presidenta del comité de empresa de la antigua residencia, Pepa Ordóñez, ya advertía de que la suma de las nóminas no llegaría al 100%, sino probablemente al 80% -la cantidad que cobraron durante el expediente de regulación de empleo temporal (ERE), sumando la aportación del Obispado y la prestación de desempleo-. Ahora, ese salario es pagado entero por la Iglesia gaditana. Los 49 trabajadores se les agotó el ERE el pasado mes de junio, y volvieron a ser contratados como empleados del Obispado desde el pasado mes de julio. Sin embargo, como el nuevo edificio que acogerá la residencia geriátrica en la que iban a trabajar sigue en obras -por unas complicaciones técnicas-, sus puestos de trabajo no pueden ser absorbidos por la Fundación Gerón, que gestionará el hospital.
Los trabajadores, representados por el sindicato de CC OO, entienden y reclaman que sí deben cobrar las nóminas al 100% y que éstas deben correr a cargo del Obispado de Cádiz y Ceuta, hasta que se llegue a un acuerdo definitivo con la fundación gestora sobre sus condiciones laborales. Hasta el momento no se ha tomado una medida que satisfaga las reivindicaciones de los empleados, ya que la fundación dice no poder mantener la antigüedad de sus contratos y el alquiler del centro geriátrico.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura