21 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

Misa de Adviento por el rito romano

EMILIO LÓPEZ / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Misa de Adviento por el rito romano

La Real Capilla del Pópulo se llenó de personas con motivo de la primera celebración eucarística dominical organizada por la asociación Una Voce Cádiz, para la salvaguarda de la liturgia latino-gregoriana.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=CRn-1rz_lgQ]

La asociación Una Voce Cádiz, para la salvaguarda de la liturgia latino-gregoriana, celebró ayer, primer domingo de Adviento, en la Real Capilla del Pópulo, una misa según el rito romano clásico, que repetirá todos los domingos y fiestas de guardar a la una y media de la tarde.

Antes de la hora prevista un sacerdote confesaba en la pequeña capilla, ya llena de personas, entre ellas algunas mujeres cubiertas con velo.

A la una y media, con los que llegaron a lo justo ya sin asiento, tras el anuncio mediante la campanilla, el sacerdote José Carlos Muñoz, salía de la sacristía, revestido para la ocasión y cubierto con el bonete, acompañándolo dos monaguillos con sotana y roquete, interpertadno el canto de entrada la Schola Gregoriana Iubilate Deo, de Una Voce Sevilla, .

Más adelante el celebrante leyó en latín el Evangelio del día, San Lucas 21, 25-33, para a continuación pronunciar la homilía en castellano, en la que aludió a la espiritualidad del primer domingo del Adviento, destacando que «Dios vino, viene y vendrá» y añadiendo que «la liturgia, en cualquiera de sus formas, nos tiene que llevar a lo que no vemos, que es lo más importante».

Asimismo dijo que «nada hay en los sentimientos que no pase por los sentidos» y reiteró que el mensaje del Adviento es que «el Señor vino, viene y vendrá».

Tras el rezo del credo, igualmente en latín, con los asistentes de rodillas en la parte alusiva a que «por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre», la celebración continuo con el ofertorio, que los asistentes siguieron sentados, y durante el cual se realizó la colecta.

En el prefacio la campanilla anunció el Sanctus (el Santo), que se rezó de rodillas, al igual que se siguió la consagración del pan y del vino, con el celebrante de espaldas.

Todos de pie rezaron después el Pater Noster (el Padrenuestro), cantándose el Agnus Dei (Cordero de Dios).

También de rodillas se rezaron las oraciones previas a la comunión del celebrante y de los fieles, que la recibieron de rodillas de manos del padre José Carlos Muñoz, que a las dos y media de la tarde cantaba Ite, Missa est (Idos, la Misa ha concluido), respondiéndole todos Deo gratia (Gracias sean dadas a Dios), impartiendo seguidamente la bendición final.

A los asistentes les fue facilitada una guía para seguir la celebración, así como un folleto con las particularidades de la misa del primer domingo de Adviento.

También se entregó una solicitud de afiliación a Una voce Cádiz para que los interesados en colaborar con la misma la entregaran debidamente cumplimentada con sus datos personales y autorización bancaria, rogándose que la cuota mensual no sea inferior a 5 euros, a un responsable de UVC o en la bolsa de la colecta .

La celebración fue además una ocasión para visitar el interior de la capilla del Pópulo, levantada sobre la primitiva Puerta del Mar en 1586.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura