6 de marzo de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

PREPARÁNDOSE PARA UNA VIDA APASIONANTE COMO SACERDOTES

EMILIO LÓPEZ /DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

El Seminario de San Bartolomé acoge en la actualidad a una veintena de jóvenes que se forman para recibir el sacramento del Orden en los próximos años

Gerardo de la Hoz y Juan José Galvín, en la valiosa biblioteca del Seminario de San Bartolomé.

La diócesis de Cádiz y Ceuta ocupa el tercer lugar entre las andaluzas, sólo precedida por las de Sevilla y Córdoba, en cuanto al numero de seminaristas, actualmente 22.

Precisamente hoy, coincidiendo con la festividad de San José, la Iglesia celebra el Día del Seminario que, con ocasión del Año Sacerdotal lleva el lema El sacerdote, testigo de la misericordia de Dios.

En el Seminario de San Bartolomé, del que es rector José Manuel Daza Tello, la mayoría de los seminaristas son de la capital si bien también los hay procedentes de Ceuta, Algeciras, Los Barrios, La Línea, Barbate, Medina, Chiclana, San Fernando y Puerto Real.

Juan José Galvín Gil, de 25 años, nacido en Cádiz, y Gerardo de la Hoz Corrales, de 21, de Barbate, que serán ordenados sacerdotes en 2012 y 2015, respectivamente, son dos de esa veintena de jóvenes gaditanos que se preparan para la misión sacerdotal, que ofrecen su opinión sobre el lema de la campaña que tanto el pasado fin de semana como el próximo presentan por toda la diócesis, Una vida apasionante, afirman que resulta esa misión para ellos.

Juan José Gil considera al respecto que «evangelizar a la sociedad es algo que te ilusiona, porque considero que ser sacerdote es un reto de amor, que puede asustar a muchos, pero que la gracia de Dios convierte en ilusión para superar las dificultades y te da fuerzas para apasionarse también por la gente».

Por su parte, Gerardo de la Hoz afirma que » una vez se descubre la llamada al sacerdocio y se va cumpliendo esa voluntad de Dios, uno va descubriendo la felicidad y el sentido de la vida, y es apasionante porque con el tiempo lo vas conociendo más para llevárselo a los demás».

Ambos consideran que la relación con Dios debe ir creciendo de manera gradual durante los años de formación en el Seminario, donde se realiza un curso introductorio y seis más antes de ser ordenados diáconos.

La jornada del Día del Seminario, una iniciativa que nació en 1935, con el objetivo de suscitar vocaciones sacerdotales, se celebrará con una Eucaristía que concelebrará el obispo diocesano, Antonio Ceballos, con el vicario de Pastoral, Fructuoso Antolín, en la iglesia de Santiago, a las ocho de la tarde, al que pueden asistir todas las personas que lo deseen.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura