23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

San Francisco reanudará las obras en el mes de septiembre

José Antonio Rivero / EL FARO DE CEUTA

INICIO

La Iglesia de San Francisco fue cerrada el sábado 21 de febrero del año pasado, ya que el día anterior sufrió varios desprendimientos. Se espera que las obras comienzen su segunda fase en el próximo mes de septiembre.
El arquitecto de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Miguel Rial se hizó cargo del proyecto de de restauración, realizado después de que el templo pasará un exhaustivo estudio patológico que duró tres meses.
Entre las zonas más afectadas se encontraba el coro, al que no podían acceder por la gran inestabilidad que presentaba, y el cuál debe ser derruido totalmente debido al mal estado que presenta su estructura. La nueva construcción será una replica idéntica del antiguo.
La cubierta de la iglesia también fue estudiada para comprobar las causas de su deterioro, ya que se producían filtraciones de agua, sin saber si estas eran producto de goteras o de la humedad, la cual afectaba también a las paredes del interior del templo.
La reforma fue adjudicada a la empresa Edián, quien se está encargando de las obras, aunque a día de hoy se desconoce la partida que se destinará a la misma.
El inicio de las obras de reparación estaba previsto para comenzar una vez finalizadas las Fiestas Patronales del 2009, aunque estas se retrasaron hasta el 23 de septiembre del mismo año, debido a que se fue retrasando cada vez más a causa de que la maquinaria necesaria para la obra tenía que ser trasladada desde la Península.
La primera fase de la reconstrucción de la iglesia consistió en la reparación de los cimientos y el micropilotaje de las diez columnas que sostienen el templo.
Según el informe patológico que se realizó, las obras tenían que dar comienzo lo más pronto posible, debido a las numerosas e importantes deficiencias que presentaba la cimentación de la iglesia, o el estado de la cubierta, la cual necesitaba ser sustituida en su totalidad.
Aprovechando la necesidad de realizar obras en la iglesia, se ha realizado una reestructuración integral, entre la que se encuentra la reconstrucción del coro, solería, paredes, ventanas o instalación eléctrica.
El problema de humedades que presentan las paredes ha sido encargado a la empresa Dragados, que se ha comprometido a ejecutar las reparaciones necesarias para solucionar esta deficiencia.
Durante las obras, el altar está protegido con una lona para que no sufra ningún desperfecto.
La Ciudad está financiando parte de las obras, destinando el Gobierno local 550.000 euros a la reparación. Ya se han empleado alrededor de 50.000, destinados al informe patológico y al alquiler mensual de los andamios especiales necesarios para ejecutar la obra en el interior del templo.
Una vez finalizado el micropilotaje de las diez columnas del interior de la iglesia, de la zona del muro externo que colinda con la Plaza de los Reyes y de la primera torre, y acabado los seis meses de plazo para el asentamiento de los cimientos, en la segunda fase de las obras, donde se procederá a la sustitución de la cubierta, y, posteriormente, hacerse cargo del muro lateral, aquejado de humedades, según ha comentado el vicario, Francisco Correro, “estamos pendientes de que dé comienzo la segunda fase de las obras de restauración y que estas transcurran lo mejor posible”.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura