23 de abril de 2021

Tu Diócesis

INFORMACIÓN RELIGIOSA EN RED

UNA MAGNA COMITIVA PARA LA INMACULADA CONCEPCIÓN EN UNA SEÑALADA ONOMÁSTICA

DIARIO DE LA LÍNEA

INICIO

La Inmaculada Concepción acortó el itinerario de su Magna procesión con las primeras gotas de lluvia y tras la confirmación de precipitaciones que en última instancia no se dejaron sentir

Una salida triunfal engalanada por la presencia de todas las cofradías de la ciudad, autoridades y advocaciones marianas que no dudaron en acompañar a la Patrona de todos los linenses

Foto: Marcos Moreno.

A la seis de la tarde, con un cielo que acompañaba desde primeras horas de la mañana, claro, limpio y con una temperatura ideal para estar en la calle, acompañando a la Inmaculada Concepción que celebraba su 85º aniversario como patrona de la ciudad y 250 años como patrona de España.

La ocasión era la ideal para mostrase ante La Línea de forma especial, y sin ápice de duda, así ha sido. La Inmaculada Concepción no solo contaba con su espectacular cuadrilla guiada por Racundo Guerrero Gallego y Enrique Moreno Rueda, sino que para esta ocasión especial, los faroles de la Hermandad de la Soledad adornaban su paso para dar la iluminación requerida en una noche de diciembre.

Todas las cofradías de la ciudad, junto a una representación de la iglesia católica de Gibraltar acompañando a la Virgen de Europa, se han sumado a este desfile con sus mejores galas.

La Inmaculada Peregrina, fue la primera en salir del Santuario, la que fuese imagen de la patrona linense en los primeros años, salía a hombros de la legión de María y la Banda Municipal acompasaba la entrada en la Plaza de la Iglesia de la coqueta imagen que sería seguida por la Hermandad del Rocío, quien junto a su Simpecado, decidió no perder la imagen romera bajo los sones de la flauta y el tamboril de Gustavo Pedrero que dejó un sabor diferente durante todo el cortejo, entre las dos vírgenes que desde la parroquia parten con sus fieles de Romería cada primavera.

Una novedosa sensación produjo entre los asistentes ver salir a María Santísima Salud de los Enfermos y fuente de Salvación del portón de la Inmaculada. Engalanada para la ocasión con los correspondientes colores azul y blanco en honor a la patrona, los simbólicos ángeles que han coronado su paso esta Semana Santa, fueron originalmente ornamentados para recordar la ocasión “Inmaculada Patrona de España y de La Línea de la Concepción”.

Amargura, impresionante. Con los jóvenes costaleros del grupo joven, en el cedido paso del Corpus chico que la Hermandad de la Oración en el Huerto de Algeciras concedió el lujo de poder disfrutar en esta ocasión por las calles del centro linense. Un paso que dio la oportunidad soñada a los nuevos costaleros de amargura, que trabajaron como jabatos en una noche de gala. Agradecer desde la cofradía linense, la atención recibida de los algecireños, pues no solo el paso llegó a La Línea para esta ocasión, el manto níveo y oro de Nuestra Señora del Buen Fin cubría en tan señalada fecha la saya que Jorge Birkinshaw, en tisú y oro, realizó a Amargura en su cincuentenario.

Foto: Marcos Moreno.

Una dolorosa distinta. Nuestra Madre y Señora en su Soledad, volvió a salir del templo de la Inmaculada como antaño, sobre los hombros de sus hermanos cofrades en parihuelas. La Soledad sorprendía con corona plata y rindiendo homenaje al momento, con una espectacular saya con importantes recuerdos de un fiel devoto de la imagen, envuelta en añil y oro con el manto y la toca de la Estrella y alumbrada por los guardabrisas del Gran Poder, no podía ir mejor arropada.

Y cerrando el cortejo, Nuestra Señora de Europa. La más antigua, la que ha dejado actos memorables entre las comunidades católicas de La Línea y Gibraltar en el último año, también estuvo con la Patrona y con los linenses en la tarde noche del 8 de diciembre.

No podían faltar las representaciones de cada una de las Hermandades con los Hermanos Mayores y la junta permanente y a continuación la Hermandad de la Inmaculada, con una nutrida representación de las Damas y Caballeros de la Inmaculada de gala, como manda el protocolo para ocasiones como estas.

Una representación de las autoridades municipales, solo del equipo de gobierno, los responsables de la Policía Nacional y Local, la Corte de Honor de la Reina y Damas y los sacerdotes de las distintas parroquias linenses, cerraban un cortejo que intentó ampliar el recorrido en esta ocasión especial, pero que las primeras gotas de lluvia, hicieron que se pidieran predicciones que resultaron poco halagüeñas, que hicieron optar a los responsables por girar el cortejo en la calle San Pablo para dirigirse directamente al santuario para finalizar el acto antes de lo previsto.

Abriendo el desfile la Banda de Cornetas y Tambores de santa Bárbara y tras la Inmaculada, la Banda Municipal de Música. Las dos agrupaciones musicales linenses, fueron un lujo para la ocasión.

Una vez en la Plaza de la Iglesia, las imágenes esperaron a la Inmaculada Concepción, en un pasillo en principio previsto para el pasaje Torres Vico, pero que resultó de una belleza espectacular en el marco de la Plaza. La Inmaculada se despidió de los linense, con los aledaños del santuario abarrotados de público con una noche y una temperatura con cierto sabor “semanasantero”, aunque dejó cierto mal sabor de boca con el cambio de itinerario y el desorden del cortejo  cuando se decidió recoger la procesión, lo que deslució la solemnidad del cortejo.

Tras el Himno, el resto de imágenes fue recogiéndose una a una en el templo, salvo la Salud que inició el recorrido de vuelta a su templo, llegando rodeada de sus fieles a San Pedro después de un gran trabajo y una especial colaboración en el día de la Patrona.

Puede que te interese

3 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura